48 horas en los Pirineos Orientales

Entre el senderismo y el patrimonio milenario

Los atractivos paisajísticos, y también turísticos, de los Pirineos son infinitos. ¡También en verano! La cordillera más alta de Catalunya ya hace tiempo que no vive sólo de la nieve del invierno, y visitarla en los meses de calor no hará que nos aburramos. A una oferta interminable de senderismo se suma una variedad absoluta de actividades posibles en un marco incomparable.


Comenzamos nuestra escapada en una de las comarcas más singulares de Cataluña: la Garrotxa. Salpicada por multitud de volcanes, la comarca es de una gran belleza natural y con un montón de pueblos para los que vale la pena perderse. Como esto de los volcanes no lo encontraremos en muchos sitios, os proponemos pasar las primeras y calurosas horas de la tarde en el Museo de los Volcanes, en la planta baja de la Torre Castanys, en Olot. El centro pertenece a la Sección de Ciencias del Museo Comarcal de la Garrotxa y, si bien sus dimensiones son modestas, ofrece detallada y renovada información de este elemento de la naturaleza y de sus parientes los terremotos.
Al acabar la visita, nos dirigiremos al paraje único de la Fageda d'en Jordà. Paseamos un rato entre la sombra de las hayas, pero no nos despitemos porque hemos reservado una visita de la cooperativa de yogures La Fageda. En unos tres cuartos de hora (y si lo hemos solicitado, la visita puede ser teatralizada) veremos las instalaciones, y las vacas, de esta empresa que cuenta con una parte importante de trabajadores con algún tipo de discapacidad psíquica o enfermedad mental y que elabora 18 variedades de yogures y postres lácteos.

Pasear por las laderas de los volcanes es una buena experiencia, pero puede pasar eso que el árbol no nos deja ver el bosque y no nos podamos hacer una idea clara de su forma. Por ello, queremos probar la experiencia de sobrevolar los mismos, de mirarlos desde el aire, ¡y lo haremos en globo! En Santa Pau encontramos la empresa Vol de Coloms, que nos permitirá disfrutar de esta aventura. Sin duda, observar volcanes como el de Santa Margarida desde las alturas es toda una sensación. Los vuelos duran entre una hora y una hora y media, y se acompañan de un buen desayuno y de un diploma de recuerdo.
De nuevo con los pies en el suelo, ahora cambiamos de comarca y nos vamos al Ripollès, en concreto a Camprodon. En esta localidad nació uno de los músicos más prestigiosos que ha dado Catalunya, Isaac Albéniz. El museo que le dedica la villa está cerca de su casa natal, en frente del conocido puente sobre el río Ter, y está lleno de objetos personales, partituras, fotografías, pianos sobre los que compuso sus obras, y hasta la cama que se hacía llevar si viajaba en barco para poder descansar mejor. Una visita imprescindible para todos los amantes de la música.

Si por la mañana hemos viajado en un medio de transporte poco frecuente, esta tarde lo haremos con otro medio tampoco muy habitual para la mayoría de mortales, el cremallera. Quizás este trayecto con la máquina de hierro por la vía "dentada" entre Ribes de Freser y Núria ya lo habéis hecho en alguna otra ocasión, ¡pero no diréis que no tenéis ganas de repetir! Por un lado, por el empinado camino entre montañas por el que discurren los vagones -se supera un desnivel de más de 1.000 metros!-, lleno de imágenes para fotografiar, y por otro, por la visita a la planicie del santuario, con su lago, las montañas rodeando el horizonte, las diferentes excursiones que se pueden emprender...
Por poco que nos entretengamos en Nuria y con la bajada en el cremallera, seguro que no nos quedará ya mucho tiempo antes de cenar. Pero hemos reservado una visita al Scriptorium de Ripoll, donde se explica el pasado cultural de la capital del Ripollès y la relevancia de su monasterio, no sólo para la zona, sino para toda Catalunya. También entenderemos cómo hacían los monjes para escribir con plumas de ganso y componer unas letras que son auténticas maravillas. Ambiente monástico para terminar un día bien completo.

En esta escapada nos acercaremos también a los límites del Parque Natural del Cadí-Moixeró. Así que de buena mañana nos vamos hasta La Pobla de Lillet y, a poca distancia del pueblo, encontraremos una jardines diseñados por Antoni Gaudí, los Jardins Artigas. La imaginación del genial arquitecto parece que no tenía límites, y en este espacio encantador de 1906 se vuelve a poner de manifiesto. Piedras, agua y vegetación juegan y se combinan de manera elegante, y crean atmósferas y elementos diversos, desde puentes hasta esculturas y cuevas artificiales.
Unos kilómetros más abajo de Berga, en la carretera que va de Cal Rosal a Olvan, encontramos el llamado Centro Mundial del Guará Català, Fuives, una reserva de burros de raza autóctona catalana que vela por la preservación de esta especie y también por su difusión. Se llevan a cabo visitas guiadas en las que se pueden ver los garañones, y a través de audiovisuales y del ecomuseo conocer la historia de esta raza que estuvo en peligro de extinción hace algunas décadas.

Dedicaremos la última tarde de la salida por los Pirineos Orientales a la Cerdanya, una comarca también peculiar, con el Segre resiguiéndola de este a oeste. Y que también nos ofrece infinitas posibilidades de ocio. Como ya llevamos mucho trajín en el cuerpo y en las piernas, daremos un paseo tranquilo y relajado por los alrededores del lago de Puigcerdà y el parque Schierbeck. Los pequeños se lo pasarán genial con los patos y cisnes, jugando entre los árboles, o, si lo preferís, tomando una embarcación y adentrándoos en las aguas del lago.
La última visita la reservamos para Llívia, un pueblo situado pasada la frontera francesa pero que pertenece a Catalunya. No os podéis perder sus calles ni su iglesia, y tiene un buen número de lugares donde ir a comer. Pero si por algo es conocido el municipio es por la farmacia Esteve, considerada la farmacia aún en pie más antigua de Europa, probablemente del siglo XV. Hoy convertida en museo de propiedad municipal, la farmacia tiene colecciones valiosísimas de cajas, botes, instrumentos de laboratorio y utensilios de cristal, y también una biblioteca, donde dejamos la última página de esta escapada.

En tren: Tomando como referencia el inicio de este recorrido, la comarca de la Garrotxa, llegar en tren es bien complicado, por no decir imposible. En todo caso, hay que ir con Renfe (902 24 02 02) (www.renfe.es) hasta Vic o hasta Girona, y allí tomar algún autobús hacia la Olot.
En autobús: Líneas de la compañía Teisa detienen a poblaciones garrotxinas, saliendo desde Barcelona, ​​Girona, Figueres, Ripoll, Vic... (972 20 48 68 / www.teisa-bus.com).
En coche: La C-17 y la C-37 nos llevan a la Garrotxa, como también se puede acceder al territorio a través de la AP-7 y la C-63, o bien la AP-7 y la C- 66.

Dónde comer

El Pont 9

Cocina con productos de la tierra con toques de innovación y platos originales.Menús a diferentes precios. Carta: 35 €. Cerrado domingos noche, lunes y martes.Camí de la Cerdanya, 1 (Camprodon) T 972 74 05 21 www.restaurantelpont9.com

Leer más

Fonda Xesc

Uno de los mejores restaurantes de la zona, merecedor del reconocimiento de la prestigiosa Guía Michelin. Cocina catalana con toques de autor e ingredientes de elaboración propia. Probad el arroz o las carrilleras de ternera.Menús entre 39 y 68 €. Carta: 50 €. Abierto para el desayuno de martes a domingo, y para cenar los viernes, sábados y vísperas de festivos. Plaza del Roser, 1 (Gombrèn) T 972 73 04 04 www.fondaxesc.com

Leer más

Els Caçadors

Prioriza los productos del valle, con recetas sencillas y tradicionales. Amplia carta.Menú mediodía: 16 €. Carta: 25 €. Abierto todos los días.Balandrau, 24-26 (Ribes de Freser) T 972 72 70 06 www.hotelsderibes.com

Leer más

La Formatgeria de Llívia

Cocina moderna y de la tierra, con lácteos de elaboración propia. Probad el surtido de quesos con mermelada de tomate y vainilla, o el bacalao con crema ligera de patata y vieira a la gallega.Carta: 40 €. Cerrado martes y el miércoles.Pla del Ro, s / n (Gorguja, Llívia) T 972 14 62 79  www.laformatgeria.com

Leer más

El Recó de l'Avi

Se puede probar guisantes negros de Gòsol, patatas de pastor con setas, o manitas de cerdo con castañas, además de carnes a la brasa. En definitiva, cocina de la tierra y de calidad. Diferentes opciones de menú. Carta: 25 €. Cerrado los lunes. Plaça de la Farga, 10 (Guardiola de Berguedà) T 93 822 76 72 www.elrecodelavi.com

Leer más

Dónde dormir

Can Tiranda

En uno de los pueblos más bonitos del valle de Camprodon. Trato familiar, con una quincena de habitaciones, y con un restaurante con comida casera.Media pensión a partir de 52 € por persona.Camí d’Ulldeter, 1 (Setcases) T 972 13 60 52 www.cantiranda.com

Leer más

La Sèquia Molinar

Hotel moderno y funcional, de fisonomía diferente a los clásicos alojamientos de montaña. Situado como punto de partida para conocer el Ripollès. 21 habitaciones, cada una diferente, sala de convenciones, posibilidad de alquilar bicicletas...A partir de 90 € habitación doble con desayuno.Carrer de la Fulla, 12 (Campdevànol) T 972 71 28 36 www.lasequiamolinar.com

Leer más

Les Roquetes

Hostal-restaurante de alta montaña, bonito y acogedor, inaugurado en 2009 y situado a 300 metros de la estación del Cremallera de Núria. Con sólo ocho habitaciones y un restaurante de comida casera.A partir de 43 € por persona con desayuno incluido.Carretera de Ribes, 15 (Queralbs) T 972 72 73 69 www.hostalroquetes.com

Leer más

Bernat de So

Moderno y elegante, con 21 habitaciones, jardín, piscina exterior climatizada, y cerca del interesante conjunto histórico del municipio. Restaurante con comida sencilla que sirve cenas.A partir de 110 € la habitación doble con desayuno.Cereja, 4 (Llívia) T 972 14 62 06 www.hotelbernatdeso.com

Leer más

Molí del Casó

Casa rural a las afueras de Bagà, con seis habitaciones originales, huerto ecológico y ganado.A partir de 70 € por persona la media pensión.Barri Terradellas, 10 (Bagà) T 93 824 40 76  www.molidelcaso.es  

Leer más

Críticas y valoraciones

0 comments