Time Out en tu buzón de entrada

Foto: Turismo Lanzarote PANGEA The Travel Store
Foto: Turismo Lanzarote

4 razones para escaparse a descubrir Lanzarote este invierno

¡Recibid el nuevo año con un baño de mar y buen tiempo! PANGEA os diseñará y personalizará la visita ideal a la isla canaria para que disfrutéis de sus playas y buen clima como vosotros prefiráis

Time Out en colaboración con PANGEA The Travel Store
Publicidad

Hay personas que no pueden vivir sin sentir el calor del sol tocando su piel, que tienen una necesidad enorme por tener cerca el mar y dejar volar su pelo al ritmo de la brisa o que viven fascinados por los colores más vivos, brillantes y variados que encuentran en la naturaleza. Si os habéis sentido identificados por alguno (o todos) estos ‘needs’, no dejéis que el invierno os atrape y escapad a un paraíso donde siempre parece verano. Lanzarote es un rincón fascinante para dejar el frío en la península y disfrutar de unos días con la cara expuesta al sol y los pies jugando con la arena. Su clima especial, acompañado por sus paisajes espectaculares, su personalidad fiestera y su gastronomía para chuparse los dedos convierte la isla canaria en la opción ideal para que este invierno descubráis todo su color. Y para hacerlo recorriendo esos rincones que más os interesen y disfrutando de una escapada de lo más personalizada, la agencia de viajes a medida PANGEA The Travel Store os será de gran ayuda. Diseñan escapadas a medida y cuentan con asesores expertos que han recorrido la isla para poder recomendar las mejores experiencias y hacerlo de forma personalizada, según los gustos de cada viajero. ¿Qué Lanzarote queréis ver? ¡Ellos os lo muestran! Y no solamente diseñan viajes a Lanzarote, también a destinos de todo el mundo. Seguid leyendo, descubrid 4 razones de peso para visitarla y dejad que el calor de la isla entre en vuestro cuerpo.

Parajes impresionantes
Foto: Turismo Lanzarote

1. Parajes impresionantes

El Mirador del Río, a 440 metros de altura y con vistas a  la isla de la Graciosa y al resto de las islas que forman el archipiélago Chinijo; la misma isla de la Graciosa, a tan solo 20 minutos en ferry desde el Puerto de Órzola y una  reserva de la biosfera virgen y fascinante; las tonalidades del Charco Verde, huella de la  ruppia marítima, un tipo de alga; el Parque Nacional de Timanfaya, un espacio único para pasear en camello y descubrir  la ladera del volcán de macizo del fuego de una forma más lúdica, sobre todo con niños; las piscinas naturales de Punta Mujeres, un rincón que os sorprenderá por sus pozas y su personalidad (por no hablar del azul turquesa de sus aguas)... ¡Hay tantos paisajes de Lanzarote que merecen la pena visitar! La paz y belleza de esta isla son de otro mundo y el carácter volcánico de sus espacios os atrapará. No podréis dejar de fotografiarlo todo y llevaros a casa grandes recuerdos de un viaje que os hará descubrir una isla salvaje, natural y de un atractivo y preciosidad que quitan el aliento.

Por debajo y por encima de las olas
Foto: Turismo Lanzarote

2. Por debajo y por encima de las olas

¿Sois más de submarinismo y snorkel o de surfear las olas? Lanzarote es el lugar en mayúsculas para disfrutar de actividades en el mar, su buena visibilidad, fondo transparente y riqueza por debajo de las olas hace que dejarse llevar por su mar sea una experiencia de lo más bonita. Por supuesto, si no solamente queréis ir a vuestro aire y os apuntáis a dar un paso más en vuestros conocimientos de buceo o surf, en la isla encontraréis un montón de profesionales de estas dos actividades para hacer ese bautismo de buceo que tanto habíais soñado o aprender a trotar las olas del Atlántico. Rincones como la playa de Famara para el surf, al pie de un acantilado, y Playa Chica en Puerto del Carmen para el buceo son algunos de los paisajes que os esperan con muchas ganas de disfrutar del mar. Os lo pasaréis genial, aprenderéis y exploraréis un fondo marino rico, diverso y de lo más sorprendente.

Una isla para deleitar el paladar
Foto: Turismo Lanzarote

3. Una isla para deleitar el paladar

Si estáis de acuerdo con que un viaje se disfruta con los cinco sentidos, estaréis de acuerdo también con que la gastronomía típica de Lanzarote y de sus islas vecinas no puede faltar en vuestras comidas.  La cocina en Lanzarote es un reflejo de su naturaleza y de la vida de su gente: es natural, con sabor a hogar, tradicional en sus elaboraciones y basada en productos del mar, aprovechando su totalidad de sabor y de calidad. En vuestra mesa no podrá faltar el clásico de los clásicos: papas arrugadas con mojo, un ingrediente estrella de todas las Canarias. Tampoco un pulpo a la plancha o unas lapas, una delicia típica procedente del mar. O el atún en adobo, ya que  la costa de Lanzarote cuenta con un buen número de especies de pescado y el atún es uno de ellos. Y para maridar todo esto, no os podéis perder la reconocida ruta del vino de la DO Lanzarote, que os llevará por un total de 21 bodegas diferentes, muchas ellas situadas en el paraje natural de La Geria. 

Explosión de arte y emoción
Foto: CACT Lanzarote

4. Explosión de arte y emoción

Lanzarote es una isla que no para y su programación cultural así lo demuestra. Los Carnavales, que se celebran en todos y cada uno de los pueblos de la isla, son solo el ejemplo más conocido de su vida cultural, vibrante y animada. Pero Lanzarote es mucho más que fiesta y, en referencia al maridaje de arte y turismo, Los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote son el principal referente turístico de la isla, potenciando y protegiendo esa singularidad que la convierte en un territorio único. Están por muchos rincones de la isla, entre ellos: Jameos del Agua, Casa Museo del Campesino, Castillo de San José o el Jardín de Cactus. Además, tampoco os podéis perder todas actividades que programa el Teatro Víctor Fernández Gopar, El Salinero, o recorrer los municipios de la isla a través de sus múltiples espacios expositivos.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad