Global icon-chevron-right España icon-chevron-right ¡Sorteamos una estancia en Nantes para descubrir el Loira Atlántico!
Loira Atlántico, Pays de la Loire, Nantes
Foto: Alexandre Lamoureux

¡Sorteamos una estancia en Nantes para descubrir el Loira Atlántico!

Es hora de volver a viajar a vuestro aire. Si os apetece un destino especial, regalamos un recorrido cultural por Nantes y tres noches de hotel para dos personas. ¡Participad!

Time Out en colaboración con la región del Loira Atlántico
Advertising

El Loira Atlántico es una de las regiones históricas con más encanto del noroeste de Francia. Dominada por la ciudad de Nantes, fronteriza con Bretaña y Normandía, es una tierra de clima templado, paisajes asombrosos del Loira dominados por la silueta de algunos de los castillos más bellos y mejor conservados de Europa, y en la que la riqueza cultural es inagotable. Tierra de vinos, pastos y leyendas medievales, el Loira Atlántico es un espacio único para pasar unos días inolvidables, y ahora que vuelve a darse la posibilidad de viajar sin atender a tantas restricciones, a vuestro aire y con libertad de movimientos, es seguramente uno de los destinos más apetecibles para el comienzo del verano, que es cuando la región muestra su belleza más resplandeciente.
Con la colaboración de la región del Loira Atlántico, queremos ofreceros la posibilidad de descubrir la riqueza cultural y natural de Nantes y sus alrededores, y por eso sorteamos una estancia de tres noches de hotel para dos personas –desayuno incluido– en el hotel Maisons du Monde. Durante el fin de semana podréis conocer la oferta cultural de Nantes en toda su variedad, ya que el premio también incluye un Pass VAN (Voyage à Nantes) válido durante 7 días, que os permitirá el acceso al transporte público y a los museos de la ciudad. Además, una vez allí, podréis disfrutar de varias actividades irresistibles, como una ruta por los castillos del Loira o una ruta de turismo fluvial, que os explicamos a continuación. Y, si aún os queda tiempo libre y queréis saborear el paisaje, podéis hacer una ruta en bicicleta por los numerosos itinerarios de la zona, o, incluso, disfrutar de las propuestas de enoturismo entre viñedos (¡ocupan 40.000 hectáreas!), visitar algunas de sus bodegas y catar los deliciosos vinos Val de Loire de la zona. 
Para participar en el concurso solo tenéis que rellenar el formulario que encontraréis a continuación antes del 30 de junio (y no olvidéis leer las bases legales con todos los detalles).
Si queréis saber más sobre el Loira Atlántico y sobre los detalles del viaje, seguid leyendo. Se abre ante vuestros ojos una escapada maravillosa con multitud de planes para disfrutar.

Nantes
Nantes
© M. Chaigneau

1. Nantes, la ciudad de Julio Verne

Nantes es una ciudad con una historia apasionante cuyo esplendor se remonta hasta el siglo XI. Durante la Edad Media, fue el dominio de los duques de Bretaña, así como de los duques de Anjou y de la Casa de Plantagenet, que durante más de dos siglos reinó en Inglaterra y Francia, protagonizó la Guerra de los Cien Años y dio figuras históricas como Ricardo III Corazón de León. Nantes es, por tanto, cuna del mejor arte medieval y la puerta hacia un territorio repleto de castillos –que, no en vano, son los mejor conservados y estilizados de toda Europa–. Pero, a la vez, Nantes es la cuna de Julio Verne y, además, una ciudad moderna y vibrante ideal para una escapada o unas cortas vacaciones, pues no sólo ofrece calles milenarias y murallas originales, sino también todos los atractivos de su rica gastronomía, sus vinos, sus museos y su artesanía, que puede admirarse en una activa red de tiendas.
Si queréis disfrutarla al máximo, podéis hacer un recorrido guiado por Nantes para admirar calles con encanto, interiores asombrosos como el del Passage Pommeraye, degustar crêpes en lugares tan emblemáticos como Ker Breizh, ver museos y monumentos emblemáticos como el de la Imprenta o el Memorial de la Abolición de la Esclavitud, e incluso hacer una visita al pueblo cercano de Trentmoult, un enclave pesquero en el que parece que se haya detenido el tiempo. Además, no os podéis perder la visita a Les Machines de l’Île, con asombrosas bestias mecánicas inspiradas en el imaginario de Julio Verne y Leonardo da Vinci.

Chateau de Saumur, Loire Valley, France
Chateau de Saumur, Loire Valley, France
© M. Chaigneau

2. La tierra de los castillos

Al recorrer el Loira Atlántico, podréis admirar algunos de los castillos más hermosos del continente. Están perfectamente conservados, y eso tiene una doble explicación: en primer lugar, el respeto y dedicación que Francia ha mostrado con su patrimonio histórico y su compromiso en mantenerlo vivo y, en segundo lugar, la variedad de construcciones, algunas de las cuales se remontan a la época medieval, pero que también incluye castillos más modernos, renacentistas e incluso barrocos, de los siglos XV y XVI. En vuestro viaje podréis visitar un gran número de construcciones memorables, como el castillo de Angers –que resguarda el impresionante Tapiz del Apocalipsis–, el castillo de Brissac –el más alto del Loira con sus siete plantas– y el castillo de Brézé, que tiene la particularidad de ser una fortaleza subterránea.
Se trata de una ruta única, seguida al cabo del año por millones de personas, y que podréis disfrutar con todas las comodidades y toda la información. El mejor viaje al pasado que podáis imaginar.

Advertising
Recorrido en barco
Recorrido en barco
© M. Chaigneau

3. La dulzura del turismo fluvial

Los afluentes del río Loira forman una enorme red navegable que se extiende a lo largo de 283 kilómetros. De hecho, los cuatro ríos de la región (La Mayenne, la Sarthe, la Maine y el Oudon) forman el mayor conjunto de tramos navegables de Francia y es el segundo destino fluvial del país, solo detrás del canal de Nantes a Brest. Un entorno magnífico con un ecosistema único, que permite realizar escapadas que propician el relax y permiten conocer los rincones más bonitos de la región de una manera absolutamente diferente. 
A través del curso de ríos y canales atravesaréis campos verdes espectaculares, contemplaréis los magníficos castillos y otras construcciones emblemáticas de la región, descubriréis poblaciones de gran encanto, como Ménil o Coudray, y podréis hacer escala en ellas para saborear platos típicos de la zona, pasear por calles pintorescas, o descansar brevemente a orillas del río.
Si queréis sentiros más como capitanes que como grumetes, os proponemos un recorrido en una nave de recreo completamente confortable, en la que, además os permitirán manejar el timón para guiar el curso del barco. Un trayecto paradisíaco, cargado de historia, belleza y sorpresas, que no se os borrará nunca de la memoria. Sin duda, la joya de una escapada como nunca habéis soñado. Y si además ganáis nuestro concurso y regresáis a dormir al hotel Maisons du Monde, ¡disfrutaréis de todo un sueño hecho realidad!
Recomendado

    También te gustará

      Advertising