Time Out en tu buzón de entrada

Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Alojamientos desde donde descubrir las plazas y los mercadillos más navideños de Europa

Si queréis disfrutar de una Navidad mágica e inolvidable os enseñamos algunas de las ciudades donde vivir una experiencia navideña diferente. ¡Haced las maletas e id a descubrir cómo viven esta época del año el resto de Europa!

Carla Nadal
Escrito por
Carla Nadal
Publicidad

Mariah Carey ya ha entonado las primeras notas del famoso ‘All I want for Christmas is you’ y si queréis vivir una Navidad única, ¡no os despistéis! Os enseñamos algunos alojamientos de Airbnb en distintas ciudades europeas donde viven esta época del año tan especial de forma mágica y diferente. Luces y escaparates espectaculares, mercadillos navideños, pistas de patinaje e infinidad de propuestas culturales os están esperando para disfrutar e inundados de espíritu navideño. Desde unas de las mejores luces del mundo en Vigo hasta el pueblo de Papá Noel en Helsinki, pasando por el Wonderland Lisboa en Portugal, el Winter Wonderland en Londres o la Grand Place de Bruselas, no tenéis excusa para no hacer una escapada de fin de semana y empezar a degustar los tan esperados dulces navideños o hacer aquellas compras de última hora. Coged un buen abrigo, guantes y bufanda y no os lo penséis más, ¡ya ha llegado Navidad!

Unas luces espectaculares, Vigo
Foto: Shutterstock

1. Unas luces espectaculares, Vigo

Si queréis vivir una Navidad especial en Vigo alojaros en este fabuloso apartamento cálido, acogedor y muy soleado, ya que toda la fachada de la casa es una ventana, Además tiene una cocina americana muy moderna, terraza con acceso directo y ¡jardín privado con piscina climatizada! Os podréis relajar con un buen baño en pleno invierno sin pasar ni un poco de frío después de visitar el casco antiguo donde, durante los meses de Navidad, las calles se llenan de ni más ni menos que de 11 millones de luces led. Daos un paseo por las 350 calles que habrá iluminadas, visitad el árbol de Navidad o el muñeco de nieve más grande del mundo, subid a la noria para verlo todo desde las alturas o haced vuestras compras navideñas en el mercadillo. Si queréis quemar las comilonas de Navidad también podréis practicar patinaje sobre hielo en las dos pistas que hay o en la rampa de esquí y, si sois de los que no os perdáis absolutamente nada, el ayuntamiento organiza rutas turísticas por la ciudad para que no se os escape ningún detalle.

Una Navidad muy bohemia, Lisboa
Foto: Shutterstock

2. Una Navidad muy bohemia, Lisboa

Pasad una Navidad cálida y acogedora en este estudio en el corazón de Lisboa inspirado por la cultura y los colores de la ciudad. Su localización tan céntrica os permitirá visitar todos los atractivos navideños de la ciudad como el parque navideño al aire libre más grande de Europa “Wonderland Lisboa” ambientado en elfos e iglús con pista de patinaje sobre hielo ecológica, comidas típicas, paradas navideñas y la noria más grande de Portugal. El resto de la ciudad también tiene luces excepcionales en los barrios más característicos que podéis visitar con un guía a pie o con un recorrido panorámico en autobús con paradas libres. Y si sois glotones, en la Feira Internacional de Lisboa se celebra ‘Natalis’, una feria navideña donde destacan las delicias gourmet de temporada y talleres interactivos como talleres de cocina y demostraciones de chefs de renombre. Por último no podéis dejar de visitar ‘Mercado de Campo Pequeno’, un mercadillo que se celebra los fines de semana con 140 paradas de artesanías, regalos de diseño y productos tradiciones locales u ‘Obidos Vila Natal’, un pueblo al norte de la ciudad que se convierte en un pueblo temático mágico con un tobogán de hielo o incluso la casa de Papá Noel.

Publicidad
La Navidad más fiestera, Ámsterdam
Foto: Shutterstock

3. La Navidad más fiestera, Ámsterdam

Si tenéis la suerte de poder disfrutar de Navidad desde el minuto 1, en Ámsterdam empieza el 15 de noviembre con la visita de San Nicolás, su Papá Noel, en barco. Desde ese momento la ciudad es una fiesta constante donde podréis pasear por las calles nevadas y los canales helados donde se puede practicar patinaje sobre hielo. Alojaros en este acogedor y céntrico apartamento al lado de Vondelpark desde donde ir a tomaros un buen chocolate caliente en las terrazas de la ciudad o hacer vuestras compras navideñas, ya que Ámsterdam cuenta con más de 13 mercadillos repartidos por toda la ciudad con todo tipo de productos como dulces o decoraciones. Tampoco os podéis perder el ‘Castle Christmas Fair en Heemskerk’, un mercadillo de artesanía local dentro de un castillo antiguo. Además, en diciembre se celebra el Festival de la Luz con una serie de proyecciones de luces de colores por toda la ciudad para vivir una noche mágica. Y si os quedáis con ganas de fiesta, en el mercadillo ‘Amsterdam Winter Paradise’, además de juegos y actividades infantiles durante el día, también hacen conciertos por la noche para los más mayores.

Las auroras boreales y la casa de Papá Noel, Helsinki
Foto: Shutterstock

4. Las auroras boreales y la casa de Papá Noel, Helsinki

Si no os importa pasar un poco de frío, Helsinki en Navidad es una ciudad mágica, y aunque el sol solo dura unas pocas horas, la luz proviene de otros sitios como la blanquísima nieve, las luces de Navidad de calles o escaparates y de las míticas y preciosas auroras boreales que llenan de magia el cielo de la ciudad. Alojaros en este apartamento totalmente equipado en el centro de la ciudad y, después de dar una vuelta por el mercadillo navideño con 120 puestos y pista de patinaje o por la calle por excelencia Aleksanterinkatu, daros un relajante baño en el jacuzzi del apartamento o mirad una película navideña en Netflix o Disney+ incluidos en el alojamiento. Para los más pequeños no podéis dejar de visitar el escaparate de Stockmann, ya que su decoración es todo un espectáculo, y si queréis resguardaros del frío por la ciudad, probad un ‘glöqui’, un vino caliente especializado típico de Helsinki en uno de los bares o restaurantes donde se celebra el ‘pikkujoulu’ o ‘pequeña Navidad’. Por último, una de las visitas obligadas es el Círculo Polar Ártico. Coged un tren con destino a Rovaniemi y visitad la aldea de Santa Claus para pedirle vuestros regalos personalmente.

Publicidad
El espíritu navideño en estado puro, Londres
Foto: Shutterstock

5. El espíritu navideño en estado puro, Londres

Una de las ciudades donde se vive Navidad más intensamente es en Londres. Alojaros en este apartamento de estilo victoriano situado en el elegante edificio Mayfair de Londres totalmente equipado y al lado de Hyde Park, donde se celebra el ‘Winter Wonderland’, una feria de Navidad gigante con atracciones, paradas, gastronomía y una zona dedicada a Papá Noel. Cada rincón de Londres se suma a la celebración y los lugares más emblemáticos de Londres no podían faltar a la cita. Si queréis rodearos del espíritu navideño más puro, tenéis que ir a pasear por las calles más importantes de la ciudad como Oxford Street, Carnaby Street y Regent Street, para disfrutar de la iluminación, la decoración, los escaparates o los eventos que organizan como conciertos o hasta fuegos artificiales. Otras luces que tampoco os podéis perder son las de Covent Garden o el árbol de Trafalgar Square, el árbol más icónico de Londres que les regala Noruega cada año. Además, la ciudad también cuenta con una gran variedad de mercadillos navideños y pistas de patinaje. Y por último, entre la gran variedad cultural que ofrece Londres, si queréis sentir la ciudad al más puro estilo navideño, no podéis dejar de ir a disfrutar del ballet del Cascanueces, Disney on Ice, o una versión del clásico The Snowman para los más pequeños.

El lado más dulce y tierno de Navidad, Bruselas
Foto: Shutterstock

6. El lado más dulce y tierno de Navidad, Bruselas

Otra ciudad donde se vive la Navidad intensamente es en la ciudad de Bruselas, donde las luces y la magia inundan las calles de la ciudad. Alojaros en este piso acogedor totalmente reformado con vistas a la Grand Place desde su terraza y maravillaros con el espectáculo de luces y sonidos que se organiza en la plaza, el gran árbol de Navidad que ponen en medio, el belén a tamaño real o la cabalgata mágica que hacen cada sábado gratuitamente. ¡Y todo esto sin salir de la plaza mayor! Si queréis estirar las piernas, pero, también podéis ir de excursión a los pueblos de Brujas o Gante, donde también viven Navidad muy intensamente y las decoraciones son dignas de visitar. Sin embargo no os penséis que Grand Place es lo único que ofrece la ciudad. Desde mercadillos navideños como el de ‘Marché Aux Poissons’, hasta pistas de patinaje, norias, tiovivos o un espectáculo de luces en la catedral de Sainte Catherine. Y para los más glotones no podéis dejar de degustar y disfrutar de un buen chocolate belga para entrar en calor o los típicos dulces belgas.

Publicidad
La Navidad más mágica, París
Foto: Shutterstock

7. La Navidad más mágica, París

Y por último no nos podemos olvidar de París, una ciudad que desprende magia los 365 días del año, ¡imaginaros en Navidad! La ciudad se lena de luces, pistas de patinaje sobre hielo, mercadillos navideños, tiovivos y pesebres gigantes en la gran mayoría de iglesias de la ciudad. Alojaros en este precioso estudio totalmente equipado en el corazón de París en el barrio de Grenelle, a 10 minutos caminando de la Torre Eiffel, una de las luces que sin duda tenéis que visitar. Otras luces que no os podéis perder son las de Rue Royale con Madeleine de fondo, los Campos Elíseos, la Plaza Vendome o la Cúpula del Grand Palais, y podéis hacerlo con Tours en autobús o en bicicleta. Además la ciudad organiza una gran variedad de conciertos para mover el esqueleto. Entre las visitas culturales obligadas de París, en el Moulin Rouge organizan cenas especiales de Navidad y en el Palacio de Versalles hacen un espectáculo de baile y música recreando el ambiente barroco de la época en el palacio. Y si aún os quedan algunas compras navideñas por hacer, el centro comercial Lafayette Haussmann es un imprescindible, ya que montan una decoración espectacular. Y tanto si vais con los más pequeños como si no, tenéis que visitar Disneyland París, donde celebran la Navidad más mágica.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad