Time Out en tu buzón de entrada

Foto: Airbnb
Foto: Airbnb

7 alojamientos en 7 islas donde pasar unas vacaciones inolvidables

Descubrid las mejores islas cercanas, atlánticas o mediterráneas, para pasar unos días de vacaciones relajantes y degustar buena gastronomía local en auténticos paraísos, desde alojamientos increíbles con todo tipo de detalles para pasar una estancia de en

Carla Nadal
Escrito por
Carla Nadal
Publicidad

Ya ha llegado el buen tiempo y con él las ganas de preparar las tan anheladas vacaciones de verano. Si no queréis que este año se os eche el tiempo encima, no esperéis ni un minuto más para empezar a organizar y reservar esas vacaciones de ensueño que tanto necesitáis. Aquí os enseñamos algunos de los destinos que, a tan solo unas pocas horas en avión, os harán sentir que estáis en un paraíso, verdaderas joyas de la naturaleza donde encontraréis la paz y la relajación que buscáis y lugares que no hubieseis imaginado, sean de playa o montaña. Desde las islas de origen volcánico como las Azores o las Canarias en el océano Atlántico hasta islas mediterráneas con pueblos de casitas blancas, flores y playas de aguas cristalinas como Menorca en las Baleares, Folegandros en Grecia o Pantelleria en Italia, seguro que descubrís el destino ideal para vosotros y aquellos con quienes lo queráis compartir, sea en pareja, con familia o con amigos. ¿Os faltan motivos? A continuación os proponemos algunos de los alojamientos de las islas con mejores prestaciones y todo tipo de detalles para que tengáis una estancia de ensueño en la isla que escojáis. No os lo penséis más y haced las maletas, porque este año toca autorregalaos aquellas vacaciones que siempre habéis querido.

São Miguel, Azores
Foto: Airbnb

1. São Miguel, Azores

Si os apetece un viaje de aventura, visitad la isla de São Miguel en las Azores, la isla volcánica más grande del archipiélago, desde esta acogedora cabaña situada junto a Furnas en un entorno natural y tranquilo. Además del pueblo de Furnas, algunas de las atracciones principales de la isla, como las aguas termales de Poça da Dona Vieja o las de Poça da Silvina y los jardines botánicos Terra Nostra, se encuentran a tan solo cinco minutos a pie. Y si queréis disfrutar de una buena comida, en la orilla del lago de Furnas se prepara el famoso cocido de Furnas, y en la Queijaria Furnense podréis degustar sus quesos locales. Y de Camino pasaréis por la casa del Revés, ¡una casa construida invertida! Aun así, la forma idónea para visitar la isla es alquilando un coche que os permitirá no solamente visitar la capital Ponta Delgada, sino la verdadera joya de São Miguel fuera de los límites de la ciudad; infinidad de puntos de interés naturales como las lagunas en cráteres Laguna Azul, la Laguna Verde, Lagoa Rasa y Lagoa do Santiago, las piscinas naturales de agua termal de Caneiros o Caldeira Velha, los saltos de Farinha o de Prego, el parque natural Ribera Dos Caldeiroes o picos como Pico das Camarinhas en Ferraria y Pico da Vara para maravillaros con unas vistas excepcionales de la isla, así como una gran cantidad de miradores donde ir a disfrutar de la puesta de sol, del mar o hacer un pícnic encantador. Además, podréis hacer rutas de senderismo como Serra Devassa para adentraros de lleno en este fantástico paisaje, visitar las plantaciones de té Porto Formoso y Cha Gorreana, hacer una excursión en barco para ver ballenas y los delfines o practicar deportes como barranquismo, submarinismo o snorkel. Y si sois afortunados y disponéis de tiempo suficiente, siempre podéis ir en barco a visitar el resto de islas del archipiélago como la Isla Santa María, Terceira para los más exploradores, Graciosa o isla Blanca, São Jorge o Isla Verde para los amantes del surf, Pico o Isla montañosa, Faial o Isla azul, Flores o Corvo, un viaje de ensueño que no os podéis perder.

Arousa, Galicia
Foto: Airbnb

2. Arousa, Galicia

La de Arousa es una de las mejores islas de las Rías Baixas y, si la queréis recorrer como toca, lo podéis hacer desde este amplio y luminoso piso ubicado en una exclusiva urbanización en medio de un pinar sobre la playa con impresionantes vistas donde podréis ver el mar y el bosque desde todas las estancias de la casa. El apartamento está situado a dos minutos de playas y calas vírgenes de aguas azules y cristalinas, y la urbanización cuenta con una piscina para quitaros la sal cuando lleguéis de la playa y una pista de pádel. Si queréis disfrutar de un fantástico día de playa os recomendamos las playas Lontreira, As Margaritas, Bao, Gradín o Naso. En cuanto a los imprescindibles de la isla, no podéis dejar de visitar el parque natural de Carreirón, ver una puesta de sol en el faro Punta Cabalo, contemplar unas vistas increíbles en los miradores de la isla como el mirador Con Do Forno, atravesar el famoso puente de la isla o visitar la oficina de turismo y centro de interpretación de la conserva. Además, la isla le ofrece la posibilidad de practicar deportes acuáticos como kayak, ya que Arousa tiene una costa rodeada de vegetación, windsurf o snorkel. Tampoco podéis dejar de dar un paseo por el centro del pueblo y visitar el Puerto do Xufre y su paseo marítimo. Por último, si os ha sobrado un poco de tiempo, id a visitar otros lugares de interés en barco como las islas Cíes, la isla de Ons, la isla de Sálvora, una de las cuatro islas que forman el parque natural Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas, la península O Grove y la isla de La Toja o Cambados, el pueblo del albariño repleto de bodegas y donde se encuentra el Pazo de Fifiñanes, la Torre de San Sadurnino o las ruinas de Santa Mariña de Dozo.

Publicidad
Menorca, Baleares
Foto: Airbnb

3. Menorca, Baleares

Si no queréis iros demasiado lejos, un imprescindible que nunca falla es la isla de Menorca para una escapada perfecta de paz y relajación. Os podéis alojar en esta fantástica villa con un gran jardín, piscina privada, barbacoa y vistas al mar situada junto a miradores espectaculares, la famosa Cova d’en Xoroi para ir a hacer un buen vermut o la Cala d'en Porter, una de las muchas playas de arena dorada y aguas turquesas como cala Tortuga, cala Pilar, cala Macarellla o Cala en Turqueta. Disfrutad de un día de playa desde tierra, desde el mar o desde las alturas, ya que una de las atracciones principales de la isla es recorrer sus costas en kayak, en velero o en barco o disfrutar del mar y una de las puestas de sol más espectaculares desde los 7 faros repartidos por toda la isla como el faro de Punta Nati, el faro de Cavallaría, el faro de Favàritx o el Monte Toro, el punto más ajo de la isla con 358 metros de altitud que ofrece vistas panorámicas de toda Menorca junto al Santuario de la virgen del Toro. Y si sois de los aventureros, podréis practicar snorkel en las calas rocosas Morell o Rafallet o hacer el camino de Cavals, una ruta de senderismo de 185 kilómetros que recorre todo el perímetro de la isla. Otras visitas imprescindibles que no os podéis perder son el pueblecito de la Ciutadella con la catedral, el castillo de Sant Nicolau y el puerto de la Ciutadella, donde disfrutaréis de una buena caldereta de langosta, Binibèquer Vell y sus casitas blancas mirando al mar o Mahón, la capital de la isla donde encontraréis edificios históricos importantísimos como el ayuntamiento, el Bastió de Sant Roc o la iglesia de Sant Francesc. Además, en Menorca encontraréis multitud de restos y yacimientos de la cultura Talayótica del II milenio a.C. como la Naveta dels Tudons, la necrópolis de Cala Morell, la torre de Galmés o la Torralba de Salord. Y si al finalizar el día todavía os quedan energías y ganas de marcha, en el bar Paupa de Cala Torret se celebra la Full Moon Party, la fiesta más famosa de la isla cada luna llena. Si por contra preferís descansar y relajaos, la villa cuenta con una estupenda zona chill-out en la terraza y una Smart TV con todas las plataformas digitales para acabar el día con una buena película.

Folegandros, Grecia
Foto: Airbnb

4. Folegandros, Grecia

Si quereis descubrir una de las islas menos conocidas de Grecia, Folegandros, con un paisaje precioso y playas de agua turquesa y transparente, os flipará. Desde la casa del molinero podéis ir a Chora, el pueblo principal de Folegandros, situado a 20 minutos a pie, con calles de piedras, flores, vistas blancas y Kastro, el centro histórico donde se encuentra la iglesia de Pangia y desde donde podréis disfrutar de una puesta de sol espectacular. La ubicación de este alojamiento es realmente especial, ya que se encuentra entre los antiguos molinos de viento tradicionales de la isla, en un lugar aislado y privado, y está construida justo en el acantilado con vistas al azul infinito del mar Egeo desde el balcón o el porche de la casa. El atractivo principal de la isla son las playas de Ligaria, Livadi o Katergo aunque las mejores donde disfrutaréis de un día de playa tranquilo son aquellas a las que solamente se puede acceder caminando o en barco, como Agios Georgios, con casitas de pescadores abandonadas y una mini iglesia, o la playa Livadaki, de cara a los acantilados y al único faro de la isla. Además, cuenta con una gran cantidad de playas rocosas con cuevas ideales para que practiquéis snorkel como la playa de Ambeli, Folegandros o Galifos. Alquilad un quad, una de las formas más populares y divertidas de recorrer la isla, y visitad el pueblo de Ano Meria, la iglesia de Saint George o el puerto de Karavostasis, donde podréis probar la pasta típica de la isla, la Matsata, o ir a la pastelería por excelencia de la isla Artos & Gefsi para degustar las famosas empanadas griegas. Por último, si os ha sobrado tiempo, no podéis dejar de visitar algunas de las islas vecinas en barco como Santorini, Milos o Sifnos.

Publicidad
Ischia, Italia
Foto: Airbnb

5. Ischia, Italia

Seguramente ya os encontréis familiarizados con alguna ciudad de Italia, pero si deseáis disfrutar de unas vacaciones al estilo mediterráneo tenéis que descubrir la isla de Ischia desde este alojamiento único situado en la playa con unas vistas impresionantes del castillo Aragonés, símbolo de la isla por excelencia conectado al continente con un puente reconstruido. El apartamento se encuentra en el centro de Vittoria Colonna, posición ideal que os permitirá moveos a pie hasta el centro histórico de Ischia Ponte o a la playa de los pescadores, y dispone de una gran azotea desde donde podréis admirar las Islas de Procida y Vivara. Desde el apartamento, podréis llegar fácilmente a la ciudadela fortificada del castillo cruzando el túnel, sea a pie por la roca o en ascensor, y visitar la iglesia de la Inmaculada Concepción, la catedral de la Asunción con la cripta, el convento de las Clarisses, el cementerio de las monjas Clarisse y disfrutar de unas espectaculares vistas al golfo de Nápoles. Cerca del centro histórico descubriréis la iglesia Saccorso, un icono indiscutible de la isla con vistas al mar y puestas de sol increíbles. Otro plan indiscutible que ofrece la isla es relajarse en los baños termales donde descubriréis piscinas con diferentes temperaturas, cascadas, senderos, saunas y tratamientos de spa, como por ejemplo en los Jardines Termales de Poseidón, en los Jardines de Afrodita o en los Baños de Castigllione. Si, por el contrario, sois de los que no se pueden estar quietos ni un segundo, la isla también ofrece gran variedad de rutas de senderismo como la excursión al volcán Monte Epomeo o paseos más tranquilos como la Vía Roma o Corso Vittoria Colonna. Pero el principal atractivo de la isla son sus playas. La más famosa es la playa de agua clara y arena dorada La Chiaia en Forio con la isla de Cava, seguida de la playa Maronti con arena volcánica, la playa inglesa entre el puerto de Ischia y Casamicciola en el pueblo de San Alessandro, la playa de aguas cristalinas Scannella ideal para bucear o la playa de Citara entre otras. Por último, no podéis dejar de degustar el plato más típico de la isla Coniglio all'ischitana, un conejo acompañado de verduras y legumbres, en el pueblo de Sant Angelo, un pueblo con casas de colores al que únicamente se puede acceder en barco desde de su puerto en la playa de Maronti.

Pantelería, Sicilia
Foto: Airbnb

6. Pantelería, Sicilia

Si lo que buscáis son unas vacaciones de relajación total, Pantelleria es ideal para vosotros, una isla de origen volcánico caracterizada por su particular paisaje formado por elementos naturales como calas, farallones y flora mediterránea y dammmusettos, las típicas casas de la isla de forma cúbica con cúpulas blancas y jardines. Y qué mejor manera que viváis la experiencia que alojados en este dammmusetto para dos personas completamente equipado en Martingana, en el sur de la isla, con vistas al mar tanto desde la terraza como desde el dormitorio. El corazón verde de la isla es el parque natural del Monte Grande, una perfecta excursión para disfrutar del panorama del canal de Sicilia y la espectacular puesta de sol de la costa africana, así como antiguos senderos que atraviesan toda la isla y desde donde podréis llegar a la famosa Favara Grande, una fuente termal típicas en toda la isla. También son muy populares las zonas con coladas de lava como la Mancha Mediterránea del Khagiar, aunque la joya de la corona es el lago Espejo de Venus, un lago de origen volcánico de colores particulares alimentado por fuentes termales. Una de las excursiones que no podéis perderos sin duda es la vuelta a la isla en barco, desde donde podréis descubrir sitios no accesibles a pie, como playas escondidas o las numerosas grutas marinas, donde el agua juega con la luz generando colores magníficos o el Arco del Elefante. Para los apasionados de excursiones subacuáticas, la isla de Pantelleria os ofrece la posibilidad de descubrir los fondos marinos, ricos en el raro coral negro, diversos tipos de peces como mangostas y morenas o incluso restos de antiguas ánforas y anclas. Además, siendo una isla muy ventilada, Pantelleria es también un paraíso para los amantes de la vela. Por último, no podéis iros sin probar la gastronomía típica de la isla en los barrios campesinos como Khamma o Gadir, que va desde los famosos platos de pasta Ravioli ammari o Pesto en la Pantesca crudo, pasando por el pescado fresco hasta los dulces de la tradición árabe, todo ello maridado con el famoso vino de la isla cultivado en el jardín de Pantelleria o la llana de Ghirlanda.

Publicidad
Santa Cruz de Tenerife, Canarias
Foto: Airbnb

7. Santa Cruz de Tenerife, Canarias

Si queréis pasar unos días increíbles en Santa Cruz de Tenerife, alojaos en La Villa Circular, un sitio ideal para relajarse rodeado de naturaleza y confort desde donde tendréis tanto vistas del majestuoso océano Atlántico como del famoso volcán Teide, excursión obligada de la isla. Además, la villa cuenta con un amplio jardín con barbacoa y jacuzzi climatizado para que os deis un relajante baño bajo un cielo estrellado. A 5 minutos en coche encontraréis la conocida casa del vino y la casa de la miel, donde podréis explorar el patrimonio cultural de este conocido producto canario o la playa El Bollullo de arena negra de lava natural. A pocos minutos a pie también descubriréis el valle de La Ortava donde podréis subir por el Mar de Nubes y contemplar unas vistas excepcionales del Teide. Aunque si tenéis ganas de explorar la isla, disponéis desde enormes playas en la zona de Los Cristianos, por ejemplo, hasta frondosos bosques en las montañas de Anaga. Cuando visitéis el Teide, también podréis visitar el conjunto de rocas más famosas de España, los Roques de García, así como el observatorio el Teide, el mayor observatorio solar del mundo. Otros lugares que no podéis dejar de visitar son el famoso Drago Milenario de Ico en el parque del Drago; el parque rural de Anaga, un macizo declarado reserva de la biosfera por la UNESCO; los acantilados de Los Gigantes o La Punta de Teno. Además, la isla ofrece varias rutas como la del Barranco del Infierno o el descenso del Barranco de Masca para los amantes del senderismo, una gran cantidad de playas de arena volcánica donde disfrutar de un día de playa, practicar snorkel, buceo y surf o incluso realizar una excursión en barco para ver delfines, y piscinas naturales o charcos como las de Garachico. Si queréis probar algunas de las comidas típicas de la isla como las patatas arrugadas, tenéis que ir a los famosos guachinches, restaurantes o tabernas típicas de Tenerife que encontraréis en ciudades como San Cristóbal de la Laguna o el Puerto de la Cruz. Por último, otros atractivos de la isla dignos de visitar cuando vayáis son el Centro Internacional de Ferias y Congresos de Tenerife, el auditorio "Adán Martín", el Tenerife Espacio de las Artes, el parque García Sanabria o el mercado de La Recova.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad