Global icon-chevron-right Praga icon-chevron-right Las 20 mejores cosas para hacer en Praga

Las 20 mejores cosas para hacer en Praga

Aventúrate en la ciudad y explora más allá de la superficie con nuestra lista de las mejores cosas que hacer en Praga

que hacer Praga
Por Jacklyn Janeksela |
Advertising

Si has elegido viajar a Praga, una ciudad llena de misterios y museos, repleta de historia, fantasmas y grandes cosas que hacer, entonces tus aventuras en la ciudad deberán ser igualmente únicas. Sin duda, visitarás las atracciones más populares, como el Puente de Carlos, el Reloj Astronómico, la Catedral de San Vito y el Castillo de Praga. Pero, ¿qué pasa con los destellos de Praga que se salen de los caminos trillados y exploran leyendas, alquimia e historia oculta? Muchos de estos lugares a menudo son ignorados por turistas que ni siquiera saben que existen. Permítenos ayudarte a descubrir un lado nuevo de la ciudad, da igual que tu estancia sea por dos semanas o 48 horas, e impresiona los locales con algunas palabras checas.

¿Has hecho algo en esta lista y te ha encantado? Compártelo con el hashtag #TimeOutDoList y etiqueta @TimeOutEverywhere. También, descubre cómo selecciona Time Out las mejores cosas para hacer en todo el mundo.

Mejores cosas para hacer en Praga

1
1. SmetanaQ

SmetanaQ

Dirígete a Smetana Q para tomar un café y la mejor tarta de miel de Praga 1 (visitantes por primera vez, tomad nota: Praga se divide en secciones y números asignados), junto con una gran vista del río Vltava desde una de sus ventanas panorámicas. Para aquellos que desean sentirse cómodos, un consejo: elegid una buena sala aislada en la parte de atrás, tienen una estupenda selección de libros para explorar. Si buscas un recuerdo, pásate por Next-door, una tienda que ofrece joyas y textiles de diseñadores checos. Cuando entres en la cafetería, di 'ahoj' (un saludo informal) o 'dobrý den' (más formal), para que los locales sepan que al menos intentas abrazar su cultura, ten por seguro que apreciarán ese pequeño gesto.

2
2. Palac Lucerna

Palac Lucerna

El pasaje de Lucerna es el lugar al que los turistas acuden en masa para ver el Caballo Colgante de David Černý, sin embargo, hay mucho más que explorar, si es que ver un caballo colgado boca abajo no te parece suficiente. El pasaje esconde tesoros como queserías, bares de vinos, librerías, una tienda de cristalería, la cafetería Lucerna (para una bebida y un bocadillo), un cine, un bar de casas encantadas y un montón de tiendas de antigüedades. Aunque la verdadera joya de la corona es el edificio en sí, que fue diseñado por el padre de Vaclav Havel (el primer presidente de la República Checa después de la división en Checoslovaquia). Vale la pena conocer el trabajo de ambos hombres, ya que han dejado su huella en Praga.

Advertising
3
3. Loving Hut

Loving Hut

Los Loving Huts son un elemento básico de la cocina vegana en Praga, y están en todas partes: visita happycow.com y busca el más cercano. Los platos de inspiración oriental y occidental satisfacen todo tipo de dietas y gustos y no son nada caros; un plato estándar ronda los 3 €. El buffet es una opción, pero ten cuidado, no todos los buffets disponen de los mismos platos. Los postres también son de visita obligada en torno a los 2,50 euros. Y si quieres comida para llevar, solo di 'sebou, prosím'.

4
4. El Arroyo del Diablo

El Arroyo del Diablo

Un montón de leyendas pululan alrededor del Arroyo del Diablo. Una historia dice que el fantasma amistoso de Karbourek, el Espíritu del Agua, bendice a quienes le dan cerveza con lucios o anguilas. La tradición ha dispuesto cubos de agua o cerveza para satisfacer su sed. Otra historia dice que la corriente está encantada por una viciosa anciana que vivía en la plaza de Malta en una casa llamada "At the Seven Devils". Era famosa por espantar a las personas que se atrevían a invadir su casa. Deambula entre los árboles y cruza puentes al anochecer, así escucharás el viento que arrastra a los espíritus. O disfruta de algunos licores en alguno de los bares locales, como el Mlynska y el Tato Kojkej; ambos tienen antiguos molinos de agua todavía en funcionamiento.

Advertising
5
5- La calle más estrecha de Praga

La calle más estrecha de Praga

Después de pasear por Kampa y descubrir la obra del artista checo, David Černý (entra al Museo Franz Kafka para ver más de su trabajo), dirígete hacia el Castillo de Praga y la Catedral de San Vito. En el camino, si tienes la suerte de reparar en ella (fuera del seminario U Lužického), puedes aventurarte por la calle más estrecha de Praga (tan pequeña que ni siquiera tiene un nombre). No te limites a pasar sin más… ¡detente! Hay un semáforo para los peatones, ya que la calle es tan estrecha que dos personas no pueden cruzar sin chocar, así que respeta las reglas, por favor. Disfruta de una bebida al final de la calle en el restaurante Vinárna para obtener una vista panorámica del canal y del Puente de Carlos.

6
6. Jardines Vrtba

Jardines Vrtba

En Malá Strana (el Barrio Pequeño), la mayoría de los turistas gravitan hacia los Jardines Wallenstein, conocidos por sus muros (con su pequeña cascada), búhos, estatuas de bronce y estética barroca que conforman un lugar impresionante. Menos conocidos son los Jardines Vrtba, aunque son igualmente impresionantes (e inmaculados). Rico en diseños geométricos y abundantes pinturas al fresco, este lugar es una auténtica joya oculta de la ciudad, compuesto por tres jardines barrocos en la ladera del cerro Petřín (otro lugar clásico que hay que ver). Dato interesante: la torre Petřín Hill está a la misma altura que la Torre Eiffel, solo que es más pequeña y se encuentra en un terreno más alto.

Advertising
7
7. Vyšehrad

Vyšehrad

Si bien a Praga no le faltan miradores impresionantes, la multitud de turistas puede ser un poco molesta. Si eres el tipo de viajero al que le gusta liberarse del ajetreo y el bullicio, dirígete a Vyšehrad. No solo hay una vista espectacular, sino que hay jardines para explorar, además de una catedral, un cementerio, cafés, estatuas y una galería. La línea roja (también llamada línea C) tiene una parada allí, apropiadamente llamada Vyšehrad, por lo que no hay forma de perderte esta catedral gótica cerca de las orillas del río Vltava.

8
8. Catedral de San Cirilo y San Metodio

Catedral de San Cirilo y San Metodio

Esta iglesia es gloriosa, pero lo que le da un lugar en la historia es su conexión con la caída de los nazis en Bohemia (la República Checa tiene tres regiones, Bohemia, Moravia y Silesia). Un museo gratuito descansa en el sótano de la iglesia, con videos, fotos y recuerdos de la guerra. Descubre cómo Reindhard Heydrich dominó Praga y ocupó el castillo. Luego, aprende sobre el plan diseñado por los valientes checos cuyo objetivo era recuperar su soberanía. La historia es bastante larga, así que prepárate para ello; luego, visita las tumbas de aquellos hombres y mujeres que arriesgaron sus vidas para liberar a Bohemia.

Advertising
9
9. Rudolfinum

Rudolfinum

La mayoría de las exposiciones en el Rudolfinum son gratuitas; comprueba su sitio web para los últimos eventos. No subas los escalones hasta la entrada principal, deslízate por el lado más cercano al río, donde dos esfinges protegen la puerta. Sube las escaleras para las exhibiciones gratuitas, o en la planta baja para Art Park, que ofrece expos principalmente para niños. Si deseas repasar la historia del arte, aprender sobre museos famosos en todo el mundo o simplemente experimentar una experiencia artística, este es un gran lugar para pasar la tarde. Y si eso no es suficiente para ti, pásate por el Rudolfinum Café y hojea sus libros de arte o toca el piano de cola.

10
10. U Pinkasu

U Pinkasu

U Pinkasu es una cervecería al aire libre en los terrenos de la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves. Este es un lugar ideal para refrescarse con una cerveza local. Y como las cervecerías al aire libre se encuentran rodeadas por muros de piedra, también sentirás el efecto refrescante de las rocas; un auténtico win-win, especialmente en pleno verano. El jardín se llena los sábados, así que mejor que madrugues o prepárate a esperar para coger una de las mesas estilo picnic. ¡Y recuerda pedir una pivo tmava (cerveza negra!).

Mostrar más

Más cosas increíbles para hacer en el mundo

Advertising