Amigos

Cine, Comedia
4 de 5 estrellas
Amigos

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Aquí van un par de lecciones a Hollywood, gratis, cortesía de Intouchables. La primera: no se necesitan efectos especiales, superhéroes, ni secuelas millonarias para generar un ingreso exuberante de taquilla; de hecho, desde su estreno, esta cinta ha recaudado cerca de 350 millones de dólares a nivel mundial. La segunda: no todas las historias de hombre-blanco-rico y hombre-negro-pobre tienen un contexto de racismo; al contrario, este filme es un pequeño estudio de las relaciones humanas sin importar el bagaje cultural, social o político.  En este caso son Phillippe, un aristócrata parapléjico, quien decide contratar a Driss, un inmigrante senegalés recién liberado de prisión, como asistente personal.

Los directores Olivier Nakache y Eric Toledano se basaron en una historia real (que descubrieron en el documental A la vie, a la mort) y, en lugar de labrar un drama enfocado en la condición de Phillippe, vislumbraron una mejor alternativa: una comedia con tantos clichés como momentos entrañables y humorísticos. Las actuaciones de François Cluzet, quien contiene una gama emocional en su rostro, y de Omar Sy, un comediante que con todos los méritos le ganó el César como Mejor Actor a Jean Dujardin (El Artista), constituyen el pilar más sólido del filme: su química y timing son matemáticos . Los protagonistas forjan una amistad que no nace a partir de sus diferencias, sino del complemento automático que descubren con la convivencia del día a día. Phillippe encuentra en su compañero una mirada menos taciturna hacia la vida, mientras que Driss logra que alguien lo valore como ser humano, y no como un criminal.

Es una lástima que la cinta no explore la situación familiar de Driss, o las razones por las cuales Phillippe decide contratarlo, a pesar de que hay una docena de pretendientes mucho más capacitados; en su lugar, Nakache y Toledano prefieren narrar situaciones y arquetipos caricaturizados. Este punto no es un error: la comedia es un género que desde sus cimentos literarios (dramaturgia griega) hasta fílmicos (Keaton, Lloyd, Chaplin), se basa en una exageración tanto de las situaciones como de los personajes. Y esto es lo mejor de la cinta: cada una de las escenas –las mejores: la secuencia inicial o cuando afeitan a Phillippe- transmiten un sentimiento que se bifurca entre la sonrisa inocente o un golpe en el estómago. Intouchables es la mejor feel good movie de lo que va del año.

Publicado

Detalles

Detalles del estreno

Reparto y equipo

También te gustará