La primera purga: La noche de las bestias

Cine, Acción y aventura
3 de 5 estrellas
La primera purga: La noche de las bestias

Time Out dice

3 de 5 estrellas

La franquicia de vigilantes renace en medio de todo el asesinato.

Entre el film de terror y la parábola política, la franquicia 'Purga' resulta fascinante y cada película sirve episodios espeluznantes. Cogió carrerilla, luego tomó velocidad y por el camino atrapó a los políticos. La línea de tiempo es desconcertante pero profética. La primera película, lanzada en 2013, se estableció en unos años en el futuro, informándonos que la primera purga tuvo lugar en 2018. Y ahora tenemos esa primera purga, de hecho en 2018, lo que refleja la actualidad de forma más intensa que nunca.

Staten Island es el lugar escogido de este evento inaugural y experimental, en el que los residentes reciben incentivos económicos para quedarse a pasar la noche y pagaran aún más por participar activamente (es decir, matar personas). La idea, se le dice al público, es la limpieza masiva del alma. Una catarsis social. Nadie lo compra, y menos aún el partido gobernante, la NFAA, que anuncia que 'el sueño americano está muerto', prometiendo un renacimiento. Hay, por supuesto, cosas más sádicas en juego.

Esta película se da cuenta de su arrogancia más que sus predecesoras, y durante aproximadamente una hora se siente propiamente una pesadilla mientras cabalgamos junto con purgadores y protectores, nociones de bondad y maldad, correcto e incorrecto, borrosas y distorsionadas. James DeMonaco, escritor de las cuatro películas y director de las tres primeras, deja el último trabajo aquí para Gerard McMurray, un afroamericano que aporta su propia visión a una película que tiene un elenco casi totalmente negro y latino. También se consigue un tono menos ramplón que en las dos últimas entregas, con algunos movimientos visuales más inventivos de los que la franquicia ha utilizado. Y hay carisma en las calles, sobre todo el de Y'lan Noel, quien, como Dmitri, el narcotraficante y antihéroe en espera, es una estrella de cine pura.

Como siempre, la trama resulta un embrollo. El diálogo es enérgico pero rudimentario, con trazos amplios que conducen a la comedia involuntaria. "El Papa ha condenado la Purga", nos dicen desde el principio. Joder no. Por qué estos purgadores han de ser tan imaginativos, esta especie de monstruos desconcertantes como salidos de 'Pesadilla antes de Navidad', con sus máscaras fabulosas y sus cursos de asalto mortal? No son tan aterradores como la idea de una purga pura y personal que hemos visto en entregas anteriores. Hay otras cosas sin sentido, como la psicóloga de Marisa Tomei que resulta especialmente idiota. Esta película puede ser la más desagradable de la saga (hay mucha muerte, muchísima) aún así, es un espejo metafórico que es justamente deprimente, una película sin fe en quienes tiran de las cuerdas.

 

Por Alex Godfrey

Publicado

Detalles

Detalles del estreno

Valorado
15
Fecha de estreno
miércoles 4 julio 2018
Duración
97 min.

Reparto y equipo

Director
Gerard McMurray
Guionista
James DeMonaco
Reparto
Y'lan Noel
Marisa Tomei
Melonie Diaz
También te gustará