Shut up and play the piano

Cine, Documental
3 de 5 estrellas
Shut up and play the piano

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Un documental sobre Chilly Gonzales que muestra una personalidad artística histriónica y magnética

Jason Beck es un músico canadiense que encontró en Berlín y París su segundo hogar, y al que todo el mundo conoce por el nombre de su alter ego: Chilly Gonzales. Su trayectoria oscila entre los rapeados obscenos y una forma 'sui generis' de entender el virtuosismo pianístico; entre las colaboraciones con otros 'rara avis' y con superventas como Daft Punk. La argamasa que permite la coexistencia de estas contradicciones es una personalidad artística histriónica y con tendencia a la provocación performativa. Así, se entiende que la idea de un documental resultase atractiva para Gonzales, pero no está tan claro que lo fuera para Beck. Por esta razón, 'Shut up and play the piano' renuncia (sin presentar batalla) a penetrar en la máscara del artista, para constatar la ficción que rodea la trayectoria del antiestrella, donde las grabaciones de archivo permiten recuperar momentos álgidos, como la conferencia de prensa en la que Gonzales 'renuncia' a su nacionalidad canadiense para presentar su candidatura a presidente de la escena underground berlinesa.

Por Gerard Casau

Publicado

Detalles

Detalles del estreno

Valorado
15
Duración
82 min.

Reparto y equipo

También te gustará