La sombra de la ley

Cine, Acción y aventura
3 de 5 estrellas
La sombra de la ley

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Corrupción policial, anarquismo y crimen en la Barcelona de los años 20. Una película de gánsteres españoles

Barcelona, ​​años 20. El clima es de callejones oscuros, charcos de sangre cubriendo los adoquines, farolas con luz de gas y picaresca de cabaret. En 'La sombra de la ley', Dani de la Torre filma un thriller oscuro, de historias cruzadas y telarañas conspiranoicas, influenciado por la cara más barroca del cine Brian de Palma, donde se mezclan los tratos bajo mano de una policía corrupta, las reuniones clandestinas de la CNT y un ambiente que anticipa la ascensión de Primo de Rivera. Esto, de entrada, ya resulta atractivo.

Lo mejor de la película es Luis Tosar. Ya había trabajado con De la Torre en su film debut, 'El desconocido', donde conducía un coche con una bomba al maletero. Aquí hace de un personaje fantasmal, con medio cuerpo quemado, que aparece de repente caminando por la Via Laietana con los zapatos lustrados y un sombrero de fieltro. Su rictus misterioso, esculpido en claroscuro, es la carta boca abajo que todos deseamos que se levante, el auténtico elemento de suspense.

En cambio, nos ha decepcionado comprobar que lo que se anunciaba como un relato 'pulp' con textura de 'guignol' acaba convirtiéndose en una cinta de época que se toma a sí misma demasiado en serio. Hubiera podido tener el ímpetu pop de los 'penny dreadfuls', las clásicas peripecias de bandoleros y malhechores, pero incrustadas en un escenario que nos resulta familiar. Por suerte, hay un par de escenas de disparos salvajes que lo compensan.

Detalles

Detalles del estreno

Duración
0 min.

Reparto y equipo

También te gustará