Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Sevilla icon-chevron-right Una ruta por la Sevilla más bonita

Una ruta por la Sevilla más bonita

Algunos son más populares y otros absolutamente desconocidos: estos son los rincones hispalenses más encantadores

Plaza de América
Plaza de América
Por Cristina Fernández González |
Advertising

Si existe una verdad absoluta sobre Sevilla, es que la ciudad esconde en sus calles, plazas y edificios, hermosos lugares de gran valor. Muchos de ellos vienen a la mente con solo pensar en la capital hispalense, pero otros pasan desapercibidos para la gran mayoría de viajeros que visitan la ciudad. Desde casas-palacio que hacen viajar al pasado a parques señoriales o plazuelas encantadoras. Desde históricas iglesias, a imponentes edificios y pequeños negocios de lo más originales. Cada cual a su forma y manera contribuyen a crear el patrimonio cultural sevillano que hoy queremos descubrir. Estos son los lugares más bellos de la capital hispalense que podréis ir visitando según avancemos en las fases de la desescalada

RECOMENDADO: 23 sitios imprescindibles que ver en Sevilla.

1
Plaza del Cabildo
Qué hacer

Plaza del Cabildo

¿Qué es?:Una bella plaza escondida en el mismo corazón de Sevilla.

¿Por qué ir?: ¿A quién no le gusta descubrir pequeños rincones desconocidos? ¿Adentrarse en lugares repletos de encanto que pasan desapercibidos ante la mayoría? Es lo que ocurre con la hermosa Plaza del Cabildo, a la que sea accede a través de un pasaje desde la popular Avenida de la Constitución. A solo dos pasos de la mismísima Catedral de Sevilla se halla esta plaza de forma semicircular formada por arcadas que se levantan sobre columnas de mármol.

2
Palacio de Dueñas
Qué hacer

Palacio de Dueñas

¿Qué es?: Una de las casas-palacio más hermosas de la capital hispalense.

¿Por qué ir?: Porque, además de haber servido –y seguir haciéndolo- de hogar a los miembros de la Casa de Alba, curiosamente en ella también nació, en 1875, el poeta Antonio Machado. ¿La razón? Su padre fue administrador de la finca durante una etapa de su vida. Anécdotas aparte, el Palacio de Dueñas abrió sus puertas al público en 2016 para mostrar, a través de visitas guiadas, 1900 m2 de la propiedad, entre los que destacan las caballerizas, el Jardín del Limonero o la Plaza de Santa Justa.

Advertising
3
Fundación Tres Culturas
Qué hacer

Fundación Tres Culturas

¿Qué es?: Un edificio de inspiración marroquí construido para la Expo 92.

¿Por qué ir?: Porque solo por ver la construcción en el que halla la fundación, el antiguo pabellón de Marruecos en la pasada Expo 92 de Sevilla, ya merece la pena acercarse hasta la Isla de la Cartuja, el lugar en el que se ubica. El rey de Marruecos mandó traer desde su país a los mejores artesanos para que crearan una auténtica obra de arte hecha edificio: los trabajos en yeso, madera, barro y piedra son una auténtica delicia.

4
Santa María la Blanca
Qué hacer

Santa María la Blanca

¿Qué es?: Una sinagoga del siglo XIII reconvertida en iglesia.

¿Por qué ir?: Además de la enorme carga histórica que posee, ya que se trata de una de las dos antiguas sinagogas que se conservan a día de hoy en Sevilla, Santa María la Blanca destaca por ser uno de los  de los máximos exponentes en la ciudad en lo que a arquitectura andaluza del primer barroco se refiere. Se halla en el barrio de la antigua judería de Sevilla, hoy más conocido como Barrio de Santa Cruz

Advertising
5
Glorieta de Bécquer
Qué hacer

Glorieta de Bécquer

¿Qué es?: El rincón más romántico de Sevilla.

¿Por qué ir?: Porque si existe un lugar en la capital hispalense que homenajee al poeta romántico que fue Gustavo Adolfo Bécquer, es este rincón del Parque de María Luisa. Un busto de Bécquer, sevillano de nacimiento y gran exponente del romanticismo literario, es expuesto junto a las estatuas de tres mujeres que representan los tres estados del amor: el amor ilusionado, el amor poseído y el amor perdido.

6
Callejón del Agua
Qué hacer

Callejón del Agua

¿Qué es?: 140 metros de lo más singulares en el Barrio de Santa Cruz.

¿Por qué ir?: Desde la Plaza de Alfaro hasta la Calle Vida, el Callejón del Agua es uno de los lugares más peculiares de toda la ciudad. En primer lugar, porque se trata de un adarve, esto es, una calle que circula junto a la muralla que rodeaba Sevilla en la antigüedad. En segundo lugar, porque en su interior existieron –y se mantienen hasta hoy día- dos tubos por los que se transportaba el agua desde los Caños de Carmona hasta los Jardines del Alcázar.

Advertising
7
Baños María Padilla
Qué hacer

Baños María de Padilla

¿Qué es?: Unos baños de la época almohade en las entrañas del Real Alcázar.

¿Por qué ir?: Para muchos se trata de uno de los lugares más sugerentes del mítico monumento sevillano. Tras pasar por el Salón de los Embajadores o el Patio de las Doncellas, el Alcázar hispalense sorprende con estos antiguos baños originales del siglo XII. Ya durante el reinado de Alfonso X El Sabio recibieron alguna modificación, como los arcos abovedados de estilo gótico que los coronan. Están compuestos de tres naves, la central mayor que las otras dos, y se dice que es el lugar más fresco de Sevilla. Reciben el nombre de María de Padilla, según la leyenda, porque aquí se bañaba la amante del rey Pedro I el Cruel, a la cual amaba tanto que mandó que la nombraran reina una vez fallecida.

8
La Campana
Tiendas

Confitería La Campana

¿Qué es?: El lugar más emblemático de Sevilla para tomar pasteles artesanos.

¿Por qué ir?: La historia de la Confitería La Campana se remonta a 1885, cuando el maestro pastelero Antonio Hernández Merino dio forma a este negocio que, a día de hoy, ya va por la cuarta generación. El nombre le vino dado por el parque de bomberos que en el pasado se ubicó en este mismo rincón de la ciudad. El interior de la confitería, con yeserías policromadas en los techos y una decoración de diseño modernista que hace sentir que se viaja al pasado, es exquisita.

Advertising
9
Capillita del Carmen
Qué hacer

Capillita del Carmen

¿Qué es?: La capilla más pequeña y pintoresca de Sevilla.

¿Por qué ir?: Se trata de uno de los monumentos más peculiares de la capital hispalense y en hermosura, pocos le ganan. Esta pequeña capilla dedicada a la Virgen del Carmen se levanta en el extremo del Puente de Triana que desemboca en la Plaza del Altozano y fue proyectada por el arquitecto Aníbal González. Construido en ladrillo visto y decorado con cerámica de Triana, cuenta con dos partes, la capilla y una pequeña torre de forma octogonal en la que se halla un campanario.

10
Plaza de América
Qué hacer

Plaza de América

¿Qué es?: Una bonita plaza de estilo mudéjar construida para la Exposición Iberoamericana de 1929.

¿Por qué ir?: Conocida popularmente como “la plaza de las palomas”, esta plaza situada en el interior del hermoso Parque de María Luisa es uno de los rincones preferidos por los sevillanos para pasear. En ella se encuentran dos de los museos más emblemáticos de Sevilla, el Museo de Artes y Costumbres Populares (de estilo mudéjar) y el Museo Arqueológico, ambos proyectados por el arquitecto sevillano Aníbal González.

Advertising
11
El Rinconcillo
Bares y pubs

El Rinconcillo

¿Qué es?: Uno de los bares con más solera y más antiguos de la ciudad.

¿Por qué ir?: Porque se trata de uno de esos negocios que conservan la esencia del pasado entres sus paredes. Con cuatro siglos de historia a sus espaldas, El Rinconcillo es un lugar al que no solo acudir para catar algunas de las tapas más auténticas de la ciudad, sino también para disfrutar de un ambiente único. Con una barra de caoba en la que los camareros escriben la cuenta a tiza, paredes de muro de ladrillo árabe, tapices sobre los muros de azulejos del siglo XVII, XVIII y XIX y una impresionante alacena.

12
San Luis de los Franceses
Qué hacer

Iglesia de San Luis de los Franceses

¿Qué es?: Una joya del barroco levantada en el siglo XVIII.

¿Por qué ir?: Solo por la historia que envuelve a la antigua iglesia, ya merece la pena acercarse a visitarla. Levantada por la Compañía de Jesús en 1731, el edificio ha tenido multitud de funciones de lo más dispares: desde iglesia a seminario pasando por hospital, fábrica e incluso escenario para teatro. Fue desacralizado a comienzos del siglo XX y en la actualidad se pueden realizar visitas guiadas para descubrir su interior.

Advertising
13
Hospital de los Vulnerables
Qué hacer

Hospital de los Venerables

¿Qué es?: Un edificio barroco del siglo XVII que acoge la sede del Centro Velázquez.

¿Por qué ir?: En su origen fue Hospital de los Venerables Sacerdotes de Sevilla, hasta que fue expoliado durante la invasión francesa. Después fue parroquia y museo de la Semana Santa, aunque en la actualidad es propiedad de la Fundación Focus Abengoa, que ha establecido en él el Centro Velázquez. Además de una colección de doce pinturas del artista, también cuenta con obras de Murillo o Francisco Pacheco.

14
Cerería del Salvador
Tiendas

Cerería El Salvador

¿Qué es?: Uno de los negocios más antiguos de Sevilla.

¿Por qué ir?: Es traspasar las puertas de este pequeño negocio situado en plena Plaza del Salvador, en el  corazón de Sevilla, y sentir que en él hay “alma”. La esencia de toda una vida dedicada a la festividad de la Semana Santa se percibe en el ambiente, pero, sobre todo, lo que se siente es la pasión por un trabajo que se vive con absoluta vocación. En esta pequeña empresa familiar –ya van por la cuarta generación- se elaboran cada año más de 70 mil velas.

Advertising
15
Edificio La Adriática
Qué hacer

Edificio La Adriática

¿Qué es?: Uno de los edificios más fotografiados de Sevilla.

¿Por qué ir?: Construido entre los años 1914 y 1922, este llamativo edificio fue proyectado por el arquitecto José Espiau y Muñoz y, en pleno siglo XXI, no hay quien pasee por la Avenida de la Constitución hispalense sin parar a contemplarlo debido a su llamativa belleza. Su fachada posee un estilo de lo más ecléctico: es el resultado de la mezcla de elementos neomudéjares, platerescos y, por supuesto, regionalistas.

16
Hotel Alfonso XIII
Hoteles

Hotel Alfonso XIII

¿Qué es?: Un hotel construido a comienzos del siglo XX para hospedar a grandes mandatarios durante la Exposición del 29.

¿Por qué ir?: Porque más que un hotel, el Hotel Alfonso XIII es una auténtica obra de arte. El estilo arquitectónico del edificio, mezcla de mudéjar y andaluz combinados con una elegancia suprema, lo convierten en una de las construcciones más emblemáticas de Sevilla. Y a su estilo hay que sumarle el componente histórico: fue mandado construir por el mismísimo Alfonso XIII y en él se han hospedado, desde su apertura, personajes de la talla de Grace Kelly, Carlos y Diana de Gales y artistas como Tom Cruise.

Advertising
17
Plaza de Doña Elvira
Qué hacer

Plaza de Doña Elvira

¿Qué es?: Posiblemente la plaza más hermosa del Barrio de Santa Cruz.

¿Por qué ir?: La plaza se construyó a comienzos del siglo XIX tras demoler unas viviendas que ocupaban el solar y, según cuenta la leyenda, en el mismo sitio donde originariamente hubo un corral de comedias. Fue el arquitecto municipal de la época, Juan Talavera, quien le dio forma a la plaza y la convirtió en lo que hoy es: un apacible rincón con jardineras, bancos y una fuente en el cual es un deleite parar a descansar.

18
El balcón de Rosina
Qué hacer

El balcón de Rosina

¿Qué es?: Una de las localizaciones más curiosas de la ópera ‘El barbero de Sevilla’.

¿Por qué ir?: Aunque la historia se agarra más a una leyenda que a la realidad, se dice que el hermoso Balcón de Rosina, ubicado en un edificio en esquina en la Plaza de Alfaro, en pleno Barrio de Santa Cruz, fue uno de los escenarios en los que Beaumarchais desarrolló su famosa ópera ‘El barbero de Sevilla’. Teóricamente se trata del balcón al que Fígaro aconsejó al Conde de Almaviva que escalara, ataviado con diversos disfraces, para recuperar a su amada.

Advertising
19
Calle Betis
Qué hacer

Calle Betis

¿Qué es?: La calle más emblemática del barrio de Triana.

¿Por qué ir?: El festival de colores que componen las fachadas que se levantan en la Calle Betis, de cara al río Guadalquivir, regala una de las estampas más conocidas y bonitas de Sevilla. El nombre de la calle le vino dado, precisamente, por el río Betis, que a su vez también le dio también el nombre a la Bética romana. Hoy día algunos negocios, sobre todo bares y restaurantes, animan la calle, donde también se levantan edificios residenciales.

Recomendado
    También te gustará
      Advertising