Get us in your inbox

Álvaro Vicente

Álvaro Vicente

Periodista cultural y teatrero sin remedio, guiado siempre por la máxima de Ryszard Kapuscinski: "Las malas personas no pueden ser buenos periodistas".

Articles (31)

Sergio Peris-Mencheta: “Los políticos son unos monigotes mientras mandan  los mercados”

Sergio Peris-Mencheta: “Los políticos son unos monigotes mientras mandan los mercados”

Sus titubeos con Hollywood le han introducido en la cultura norteamericana y por eso ahora se fija en la 'Lehman trilogy', del italiano Stefano Massini, un retrato del ascenso y caída de la familia Lehman. Pero, como su osadía escénica no tiene límites, ha convertido una obra por la que desfilan 130 personajes en un musical ejecutado por 6 actores-músicos. Es un valiente. Un musical de tres horas sobre la historia del capitalismo contada a través de la familia Lehman. Además de dirigir, produces. A ti te va la marcha…He llegado a un punto en el que si no produzco o coproduzco, no hago teatro, porque meterme yo y meter a mi compañía, Barco Pirata, me da un plus de implicación. Y sí, nuestra versión de 'Lehman trilogy' dura tres horas, con dos descansos, pero la original son casi cinco horas. Mi socia me fue bajando a tierra y me dijo que una obra de cinco horas no nos la programa nadie. Bueno, si fuéramos dos extranjeros sí nos la programarían, pero como somos de aquí… ¿Por qué lo de 'Trilogy' en el título?Porque se cuenta en tres tiempos. Es la historia de los Lehman Brothers desde que el primer Lehman desembarca en Estados Unidos en 1844 con una maleta procedente de Baviera, hasta 2008, cuando quiebra la empresa y provoca la crisis financiera mundial. Son 160 años que nos sirven para echar un vistazo a la historia del capitalismo moderno, de lo que hoy estamos sufriendo. La historia de esta familia es la historia del siglo XX, porque ellos están en la creación de Hollywood,

Rocío Muñoz-Cobo: "Me ha costado interpretar a una mujer que está por debajo de su marido"

Rocío Muñoz-Cobo: "Me ha costado interpretar a una mujer que está por debajo de su marido"

Fernando Fernán Gómez ganó el Premio Lope de Vega con 'Las bicicletas son para el verano' en 1977. La obra, que cuenta la historia de una familia de Madrid durante la Guerra Civil Española, se estrenó en 1982 en el Teatro Español, de donde pasó al Centro Cultural de la Villa para seguir con éxito en cartel varios meses. En 2017 se volvió a montar y estrenar en el Teatro Fernán Gómez, con Llum Barrera en el papel de Doña Dolores, madre de la familia protagonista, papel que luego en gira haría Nieve de Medina y que ahora recae en Rocío Muñoz-Cobo en su vuelta a un teatro, el de los bajos de la plaza de Colón, que está celebrando su 40 aniversario.  Se cierra el círculo: 'Las bicicletas son para el verano', de Fernando Fernán Gómez, vuelve al Teatro Fernán Gómez.Vuelve conmigo, después de Llum Barrera y Nieve de Medina. Precisamente vine el año pasado al Fernán Gómez a ver a Llum hacer este personaje. Tengo una foto en la que estoy mirando el cartel que se me ve toda la carilla de: ay, cómo me gustaría hacer esta obra a mí. Así que cuando te llamaron tuvo que ser una fiesta…Fue una sorpresa increíble, porque también para mí era meterme en el reto de hacer un personaje completamente distinto a lo que venía haciendo hasta ese momento, después de Lady Macbeth  o de 'Alma', la adaptación de 'Persona', de Bergman. Es ese tipo de cosas que se vienen repitiendo y, claro, hacer a Doña Dolores, que no tiene nada que ver con esas mujeres, es un auténtico regalo.  Berta Riaza, Gloria Muñoz

Obras de teatro que vienen de fuera

Obras de teatro que vienen de fuera

En Madrid, el mundial que se juega no es de futbol. Una competición escénica con propuestas llegadas desde medio mundo, con más o menos folklore a cuestas. Es un broche de oro para una temporada que, más que nunca, nos ha puesto en contacto con la realidad del teatro y la danza que se hace más allá de los Pirineos y al otro lado del Atlántico. Un sueño de diversidad y heterogeneidad del que no queremos despertar. Ellos cantan gol y nosotros cantamos victoria. RECOMENDADO: Las expos de PHotoEspaña que no te puedes perder

Bárbara Santa-Cruz: "Trabajar con un material tan sensible crea un clima de riesgo"

Bárbara Santa-Cruz: "Trabajar con un material tan sensible crea un clima de riesgo"

A sus 35 años recién cumplidos, es una celebritie de nuestro cine con su trabajo en películas como 'Pagafantas', 'Los amantes pasajeros', 'Barcelona, noche de verano' y 'Barcelona, noche de invierno', además de presentar la edición de 2015 de los Premios Feroz. Por la tele también se ha dejado ver, pero como corazziana que es (discípula del gran maestro de actores Juan Carlos Corazza) el teatro le tira mucho y con este proyecto colaborativo y declaradamente vanguardista que es 'LA', junto al colectivo Mujer en Obras, Bárbara Santa-Cruz despliega todo su poder en escena junto a otras 10 actrices en una obra sobre personajes femeninos y feminidad, en Nave 73. Habéis montado una compañía teatral formada por 11 mujeres. Más que por la cuestión del género, la cifra me lleva a preguntarte: ¿valentía u osadía?Osadía, seguro. Hemos desarrollado una manera de trabajar, un lenguaje, un estilo y la idea que tenemos es que Mujer en Obras, que así se llama la compañía, sea un colectivo de creación con un carácter propio, nuestro, que se puedan hacer piezas de dos o tres actrices, aunque luego estemos todas trabajando sobre cada pieza. Porque lo estamos viendo ahora, mover una obra de 11 actrices es muy complicado y nos gustaría llegar a más sitios. Como colectivo vamos a seguir generando piezas, laboratorios de creación, vamos a seguir trabajando con ese lenguaje que estamos explorando, más allá de esta primera obra. Lo curioso es que la semilla de todo esto está en un hombre…Sí, Javier B

Alfredo Sanzol: "Si ves una boya que se enciende debe de tener pescadito"

Alfredo Sanzol: "Si ves una boya que se enciende debe de tener pescadito"

Las suyas son comedias tan amables como desternillantes, tan tiernas como valientes, tan sinceras como incómodas a veces, porque la carcajada te baja la guardia y entra a cuchillo en las emociones, en todas. Alfredo Sanzol acaba de recibir el Premio Valle-Inclán por 'La ternura', obra que se repone en el Teatro de La Abadía, y estrena 'La valentía' en el Pavón Kamikaze. Suficientes razones para volver a conversar con él, de lo que uno no se cansaría nunca. Enhorabuena por el Valle-Inclán. Gracias. Fue muy emocionante. Debió de haber un empate en el jurado entre Irene Escolar y yo, porque tardaron mucho en salir a decir el ganador.  'La ternura' ha sido aplaudida y casi vitoreada. Y ahora premiada. Y he leído por ahí que la semilla de 'La valentía' está en 'La ternura', así que esto promete… Hay un fragmento en 'La ternura', cuando está la princesa Rubí con el leñador Verdemar en lo alto del volcán, que ella le dice: “Vos merecéis llevar en vuestro estandarte la valentía, porque habéis elegido como compañero el miedo”. Eso era algo que me tocaba y cuando hay algo dentro de una función que me toca, que me conmueve especialmente, ahí puede estar la semilla del conflicto que en ese momento me está preocupando sin que yo sea muy consciente. Y lo dejas ahí aparcado, madurando… Sí, porque si me llama la atención es por algo. Es como si fueran boyas en el mar y si ves una boya que se enciende debe de tener pescadito.  A priori, 'La ternura' y 'La valentía' parecen dos obras muy difer

Toni Servillo: “‘Elvira’ es un antídoto para nuestros tiempos apresurados”

Toni Servillo: “‘Elvira’ es un antídoto para nuestros tiempos apresurados”

Lleva viniendo a Madrid desde 1982 y la última vez fue en 2014. Toni Servillo, uno de los intérpretes italianos más celebrados del momento, nos ha regalado momentazos en la gran pantalla ('Gomorra', 'Il Divo', 'Bella Addormentata' y, sobre todo, 'La grande bellezza'), pero su hábitat natural es el teatro desde 1977. Con su compañía Teatri Uniti llega de nuevo a nuestra ciudad y viene con 'Elvira', una pieza basada en 'Elvire Jouvet 40', en la que Brigitte Jacques recogió las lecciones que el maestro francés de la interpretación Louis Jouvet dio para la creación del personaje Doña Elvira del ‘Don Juan’ de Molière en el París ocupado por los nazis. En la producción de ‘Elvira’ participan el Piccolo Teatro de Milán, el Teatro d’Europa de Roma y Teatri Uniti di Napoli. Recorre de norte a sur el país: ¿casualidad, causalidad? ¿Simboliza una cercanía entre sensibilidades distintas o, a nivel teatral, Italia es toda una? Efectivamente, ‘Elvira’ es una producción de Teatri Uniti di Napoli, mi compañía, y del Piccolo Teatro de Milán, juntos de nuevo y por tercera vez envueltos en giras internacionales, después de los espectáculos ‘Trilogia della Villeggiatura’ de Carlo Goldoni y ‘Voces desde el interior’ de Eduardo De Filippo. Ambas las presentamos con éxito en Madrid, en los Teatros del Canal. Nápoles y Milán son, por diferentes aspectos, las ciudades más teatrales de Italia. ¿Por qué este texto y por qué ahora, en 2018, a sus 59 años? Por muchas razones, comenzando con una especie

Danza para recibir la primavera

Danza para recibir la primavera

Se acaba el invierno y la luz empieza a inundar los días, alargándolos como se alargan las extremidades que se desperezan al llegar la primavera. El cuerpo pide paso. El arte del movimiento cobra protagonismo en sus muchas variedades, con relecturas de ballets clásicos, con la danza contemporánea que se busca y se cuestiona a sí misma, con el homenaje a los maestros, con los nuevos aires del flamenco y con los bailes más puramente urbanos. Todo cabe, desde la experimentación y la vanguardia hasta las fórmulas que nunca fallan. Hablan las manos, los pies, los gestos y las miradas, los brazos, las piernas y las entrañas. Paso al cuerpo, paso a la danza.

Gon Ramos: "El sentido del arte está en el poder de transformación que tiene"

Gon Ramos: "El sentido del arte está en el poder de transformación que tiene"

En la pequeña historia del teatro madrileño, los comienzos del siglo XXI serán recordados como los de la explosión de la escena Off, con hitos de gran calado como 'La casa de la portera', donde se bregaron dramaturgias hoy respetadas a gran escala como las de Alberto Conejero, Antonio Rojano y Paco Bezerra. Pero si hay una obra que reúne todos los ingredientes necesarios para retratar aquella época, esa es 'Yogur Piano': gente joven, creadores genuinos e incipientes, temas contemporáneos, riesgo asumido desde la precariedad, visión de futuro, intérpretes versátiles y muy bien formados y pasión ciega.  Al frente de aquel grupo estuvo y está, como actor, autor y director, Gon Ramos, un tipo de mirada chispeante y sonrisa candorosa que, dos años después de aquella aventura, llega con esta obra al Centro Dramático Nacional. Su segunda obra, 'Un cuerpo en algún lugar', se repone en El Pavón Teatro Kamikaze tras agotar las entradas en su estreno el pasado mes de septiembre. Empecemos por el final, por ese cuerpo en algún lugar, una obra que habla de hasta dónde somos capaces de llegar en la búsqueda del amor. ¿Cómo has sido capaz de crear semejante maravilla solo con dos actores y dos sillas?Pues tiene mucho que ver con esos dos actores precisamente, Luis Sorolla y Fran Cantos, que tan importantes son para mí. Ha habido como un amor, por muy cursi que suene, latiendo inevitablemente todo el rato. No ha habido ni asomo de conflicto, sin que por ello hayamos dejado de hablar de todo,

Pablo Messiez: "Me muero por hacer otro Lorca y ojalá sea 'Yerma'"

Pablo Messiez: "Me muero por hacer otro Lorca y ojalá sea 'Yerma'"

La fortuna ha querido que, tras su sonado montaje de las ‘Bodas de sangre’ de Lorca en el Teatro María Guerrero, se repongan en Madrid, de manera simultánea, dos títulos dirigidos por Pablo Messiez la temporada anterior: ‘He nacido para verte sonreír’ en La Abadía y ‘Todo el tiempo del mundo’ en el Pavón Kamikaze. Pero él está en estos días en Barcelona preparando con la Kompanyia Lliure el montaje de otro texto suyo, que vivirá su estreno absoluto en catalán en febrero: ‘El temps que estiguem junts’. Así pues, un pasado inmediato polémico, un presente estimulante y un futuro prometedor son la excusa para preguntarle unas cuantas cosas a este célebre director argentino afincado en nuestro país, que quedó finalista en los primeros Premios Time Out que entregamos en diciembre, en la categoría de Mejor Creador. ¿Qué tal está siendo tu aventura catalana? Antes de venir estaba con vértigo, porque recién terminaba ‘Bodas de sangre’ y creía que necesitaba una pausa, pero me di cuenta, estando aquí, que nada podía haber sido mejor continuación de ‘Bodas de sangre’ que este “retiro” catalán. Estar acá en otro contexto y trabajando un material totalmente distinto, con la posibilidad de dedicarme en exclusiva a esto, me ha venido muy bien. Con ‘Bodas de sangre’ también lo hice, pero estaba en Madrid, en la ciudad en la que vivo, y eso te genera muchas otras cosas que atender. Aquí estoy tan recluido que todavía no vi ni el mar. Dedicación exclusiva, total y casi obsesiva a la creación d

El mejor teatro en 2018

El mejor teatro en 2018

La capital teatral del estado español sube la apuesta. La oferta escénica de los próximos meses compendia grandes títulos del repertorio universal junto a estrenos de nuevas voces de nuestra dramaturgia, comedias que hasta un niño mellado puede masticar al lado de sesudas aproximaciones a las profundidades del ser humano, grandes nombres de nuestras tablas junto a talentos que apenas están brotando pero que darán mucho que hablar, palabras que saltan de la novela al presente de un escenario e imágenes robadas al cine para conformar nuevos relatos desde las tablas. Si sois teatreros acérrimos, no preparéis solo las agendas, preparad el ánimo y el bolsillo, porque lo que viene promete ser memorable.

Madrid, capital de la danza

Madrid, capital de la danza

La temporada escénica en Madrid ha arrancado este año con una oferta dancística inaudita, a tenor de los lamentos que venimos escuchando en los últimos años sobre la escasa presencia de esta disciplina en los escenarios de la capital. Pero algo está cambiando. Es evidente.

Nueva y muy potente temporada teatral en Madrid

Nueva y muy potente temporada teatral en Madrid

Los que volvieron de vacaciones con ganas de ir al teatro van a encontrar una cartelera que haría salivar al mismísimo Lope de Vega. Un arranque de temporada absolutamente abrumador. Solo en estas 20 propuestas de las que os hablamos aquí –hay muchas más- encontramos obras de todo el espectro histórico, desde el teatro griego a los clásicos de nuestros días, una representación muy digna de los mejores autores españoles de los últimos tiempos, con un catálogo de actores y actrices protagonistas que es un verdadero lujo, lo mejor de lo mejor. Y eso que todavía no se ha presentado la programación del Festival de Otoño a Primavera, que seguro vendrá cargado de sugerentes propuestas internacionales. Preparen sus agendas… ¡y sus bolsillos!

Listings and reviews (1)

La familia no

La familia no

3 out of 5 stars

Una familia formada por el padre, la madre y cuatro hijos sale de viaje. En un punto del camino, se detienen en una gasolinera. Los padres bajan y quedan los cuatro hijos esperando. Ahí se suspende el tiempo y en ese paréntesis poético es cuando el público entra en la sala y comienza a ver una obra de teatro cuyo principio y cuyo final los marca, precisamente, la llegada del público y su salida. Porque aunque hay un final, porque tiene que haberlo (de lo contrario sí sería revolucionario), ya no es que sea abierto, es que podría ser ese o cualquier otro.  Esa misma sensación recorre toda esta función, que lo que vemos en escena podría no estar, podrían ser episodios sustituidos por otros que partieran de la misma situación y no cambiaría nada. Es demasiado evidente (y no porque yo lo sepa, que lo sabía de antemano) que la obra está construida a base de juegos de improvisación sobre un tema dado (lo de los padres que se van y los hijos que se quedan solos). Todo esto, aunque parezca una queja, no lo es, no resta para nada calidad a la pieza, aunque quizás dependiendo del momento el interés fluctúa. Y que tampoco un montaje se puede sustentar solo en alardes interpretativos, que los hay, porque el cuarteto protagonista es realmente bueno, sobre todo porque pasan por distintos estadios de la niñez con sorprendente soltura.  Gon Ramos ha querido trasladar la naturaleza del proyecto y del proceso creativo al resultado final. Valiente es, siempre lo ha sido el joven director, hay q

News (20)

Mount Olympus: 24 horas para ser el partido del siglo

Mount Olympus: 24 horas para ser el partido del siglo

A eso de las ocho de la tarde del sábado 13 de enero de 2018, varios de los actores y bailarines de ‘Mount Olympus’ hacían corro en la puerta de los Teatros del Canal. Algunos fumaban y bebían cerveza. Sí, después de llevar sus cuerpos hasta el límite de sus posibilidades, estaban como si nada bebiendo y fumando, recibiendo los tímidos aplausos y bravos y congratulations de los que estábamos allí exhaustos y con las entendederas vueltas del revés, sin comprender cómo era posible que esa gente no estuviera en una camilla recibiendo masajes y disponiéndose a dormir otras 24 horas seguidas. ¿Son extraterrestres? Más allá del talento del creador belga Jan Fabre, responsable de esta maravillosa locura escénica, el mayor mérito de la jornada, por derecho, por justicia, hay que reconocérselo a los intérpretes, 30 personas que literalmente nos llevaron al éxtasis con sus cuerpos. Poco importa que estuvieran desnudos, que enseñaran lo que todos tapamos en sociedad, que jugaran al sexo y a la muerte para representar lo que somos: humanos que para nacer usan el sexo y para morir usan la vida. Los cronistas pacatos que se escandalizan a sueldo harían bien en rascar la superficie y mirar libres de imperativos morales trasnochados. Y dicho esto, sí, ‘Mount Olympus’ ha sido lo que prometía ser: el acontecimiento teatral de la temporada, casi del siglo si me apuras, con permiso de ‘La trilogía de los dragones’ de Robert Lepage, ‘La barraca’ de los Hermanos Forman (ojo, que estos estrenan e

El escenario es sagrado

El escenario es sagrado

A veces parece que el teatro es mucho más importante de lo que es para la sociedad. En España, solo un 7% de la población va al teatro, y gran parte de ese porcentaje no va más de dos veces al año. Pero de pronto, una salida de tono de Leo Bassi, un bufonesco “cagarse en España” de Pepe Rubianes, una mofa de Albert Boadella sobre la conquista de América o la reciente utilización de la bandera española en espectáculos de la compañía El conde de Torrefiel y de Calixto Bieito, despiertan reacciones que trascienden y alteran la normalidad apacible del ecosistema escénico. Es en estas reacciones cuando el hecho artístico pasa a segundo plano y entra la política en escena. Pero es que la política siempre está en escena, porque cada acto humano es político y mucho más tratándose de actos artísticos. Grupos de poder (o aspirantes a poderosos) reaccionarios y sus voceros mediáticos, están al acecho para sobredimensionar estos acontecimientos que suceden sobre un escenario y sacar réditos políticos. Y gran parte de la sociedad entra al trapo, porque esa gran mayoría que vive de espaldas al teatro no sabe que el escenario es sagrado y lo que ocurre allí es solo un signo poético cuestionable solo desde parámetros poéticos, no reales. No es culpa suya, ni mucho menos. Es culpa de un sistema educativo que arrincona cada vez más la cultura, que nos ha ido hurtando las herramientas para enfrentarnos crítica y libremente a los acontecimientos. Si el arte desaparece del currículo escolar des

El otoño escénico recupera su festival en 2018

El otoño escénico recupera su festival en 2018

El 19 de octubre arranca la trigésimo quinta edición del Festival de Otoño a Primavera, festival de artes escénicas auspiciado por la Comunidad de Madrid. Será el último en esta modalidad en la que se lleva celebrando los últimos años, extendido y diseminado a lo largo de la temporada. En otoño de 2018 –feliz noticia- recuperará su esencia original. Será otra vez un festival concentrado en el mes de noviembre. Será de nuevo el glorioso Festival de Otoño que tantas alegrías ha dado a los aficionados al teatro, la danza y la música. Desde hace 35 años, lo mejor de la escena nacional e internacional se ha dado cita en este evento, que se ha caracterizado siempre por traer a Madrid la primera división del teatro mundial. Gracias a este festival pudimos disfrutar en nuestra ciudad de las creaciones de Peter Brook, Tadeusz Kantor, Robert Lepage, Pina Bausch, la Royal Shakespeare Company y un largo etcétera. Pero la presión de los empresarios privados de teatro, que se quejaban de que el festival suponía una competencia desleal para sus intereses en el inicio de temporada, propició que, primero, el festival pasara a celebrarse en primavera y, más tarde, se diluyera pespunteado a lo largo del año. Mientras llega el momento de su recuperación en noviembre de 2018, para esta edición actual, bajo la dirección artística de Carlos Aladro, se han programado 11 espectáculos que podrán verse en los Teatros del Canal, en La Casa Encendida, en el Teatro de La Abadía, en la sala Cuarta Pared

Circo en el cementerio

Circo en el cementerio

Hay un lugar en Madrid que quizás no mucha gente conozca. Se trata del Cementerio Británico, cuya entrada principal está en la calle Comandante Fontanes, 7, metro Urgel. Está allí desde mediados del siglo XIX y se construyó para dar sepultura a ingleses ilustres y no tanto que estiraron la pata en nuestra ciudad y no profesaban la fe católica. Allí tienen tumba y panteón las familias Loewe, Boetticher o Lhardy. También hay un monumento a la familia Parish, propietarios del Circo Price. William Parish fue el segundo dueño del Teatro Circo Price tras tomarlo de manos de su fundador, Thomas Price. Lo dirigió desde que en 1880 fue trasladado de su emplazamiento original del paseo de Recoletos a la Plaza del Rey, hasta 1916. Un año después, en noviembre de 1917, murió y fue enterrado en el Cementerio Británico, donde también se dio sepultura a su mujer, Matilde de Fassi, un año después. El Ayuntamiento de Madrid, titular ahora de este emblemático espacio, quiere conmemorar este centenario con una propuesta muy especial. Se trata de una visita creativa al cementerio, una experiencia escénica única en un espacio único, un jardín de otra época en el que un grupo de 25 personas por pase podrá conocer la vida de William Parish, su relación con el circo y con la ciudad de Madrid. La visita dura una hora y comienza en la puerta del camposanto. Dos performers guían y acompañan a los asistentes, que llevan unos auriculares inalámbricos a través de los cuales se escuchan diferentes audios

Muerte accidental de un acróbata

Muerte accidental de un acróbata

Desperté el sábado y ahogué un grito en la almohada tras el primer vistazo al timeline de Facebook. Era él. Mierda. Y me vino el recuerdo de esa risa suya tan contagiosa y esa mirada entre desafiante y seductora con la que me escrutaba, como examinándome para comprobar si era buen novio para su amiga. Era él. Pedrito. Qué putada. En este mundo y en este tiempo, cualquier acontecimiento, por pequeño que sea, es susceptible de convertirse en un fenómeno global. La muerte de Pedro Aunión el pasado viernes durante su actuación en el festival Mad Cool va camino de convertirse en símbolo, si no lo es ya, de un amplio arco de cosas que van de lo peor a lo mejor, de lo negativo a lo positivo, de lo oscuro a lo luminoso, de lo infame a lo sublime. La fortuna, que no es ni buena ni mala, quiso que todo ocurriera justo antes de la actuación de Green Day y que el líder de la banda estadounidense, Billie Joe Armstrong, se haya expresado, contrariado, en sus redes, con el consiguiente impacto mundial. “Ese acróbata valiente llamado Pedro”, que dijo en un tuit el de Green Day. Pedrito Aunión. Pedro exprimió la vida hasta encontrar la muerte. La exprimió pero mucho, no os hacéis una idea. Y se fue a lo grande, ante 50.000 personas, volando. Parece ser que no se enteró. Su forma de caer indica que él pensaba que estaba atado y la conciencia de estar muriendo puede que no le durara ni medio segundo. Eso hace el tránsito menos traumático y a los que nos quedamos aquí nos deja algo más tranqui

Continuismo vs. revolución en el teatro madrileño

Continuismo vs. revolución en el teatro madrileño

En las últimas semanas hemos ido conociendo la programación de la mayoría de las instituciones teatrales públicas de Madrid y de algún que otro teatro privado. La única que no se ha presentado ha sido la de las Naves de Matadero (Ayuntamiento), pero todo parece indicar que estará en la línea de lo que presentó Teatros del Canal (Comunidad), que estrena nueva dirección artística, compartida por Natalia Álvarez-Simó y Àlex Rigola. Un programa que, por cierto, ha sido acogido con el mismo entusiasmo que rechazo suscitó la llegada de Mateo Feijóo a Naves Matadero. No entraremos en estos misterios, dignos de Cuarto Milenio. Lo que queda claro es que tanto el Canal como Matadero y, en menor medida, el Pavón Kamikaze y el Teatro Español, suben el nivel de riesgo dando cabida a manifestaciones escénicas no tan habituales fuera de circuitos alternativos, programas residuales, festivales y ciclos periódicos. En frente tienen a otras instituciones como el Centro Dramático Nacional o la Compañía Nacional de Teatro Clásico (ambas dependientes del Ministerio de Cultura) cuya apuesta pasa más por un virgencita, virgencita, que me quede como estoy, lo mismo que ocurre con el Teatro de La Abadía, cuyo arranque de temporada estará cuajado de reposiciones. Sea como sea, tanto en un lado como en otro hay cosas muy interesantes que no hacen más que subir el nivel teatral de esta ciudad, porque ni el continuismo supone una merma de calidad, ni el cambio garantiza un maná semanal de joyas incuest

Siempre nos quedará el Palentino

Siempre nos quedará el Palentino

Proyección global. Ahora que Álex de la Iglesia se ha inspirado en El Palentino para su última película, ‘El bar’, el mítico esquinazo de la calle Pez adquiere patente de eternidad definitiva. A sus 75 años, habiendo resistido los embistes de la gentrificación y prohibida la entrada a los muffins, quizás pase a ser un destino de peregrinación masiva con recuadro especial en Lonely Planet Madrid: ya lo estoy viendo ascender como la espuma en las listas de keywords. Pero para espuma, justa y bien puesta, la de las cañas que Casto lleva tirando 60 años. Proyección local. Soy de pueblo. De un pueblo alicantino del que salí en 1994 rumbo a Madrid para hacerme periodista y escritor. Caí en la calle Ballesta, que entonces era un desfile de secundarios de David Lynch. Era el tiempo de las porno codificadas de Canal Plus, pero yo descorría las cortinas del salón y veía gente follando enfrente. Todo muy low cost, avant la lettre. Sin siquiera intuir que un día habría emoticonos, empecé a caminar el barrio desde allí como ese círculo amarillo ojiplático y boquiabierto del whatsapp. Y un día, entré en El Palentino. Me acomodé en la barra, le pedí una caña a ese señor enjuto del pelo blanco y me dejé ir mirando a los parroquianos. Pronto acabé siendo uno de ellos. Proyección nocturna. Cuando venían los colegas del pueblo, les decía: os voy a llevar al bar donde desayunan Calamaro y Sánchez Dragó. ¡Hostia! Fardar de Palentino molaba. Los pepitos de ternera sabían igual que los de mi madre

Nuevo rumbo para las naves escénicas de Matadero

Nuevo rumbo para las naves escénicas de Matadero

La nueva etapa de las tres naves dedicadas a las artes escénicas en el Centro de Creación Contemporánea Matadero Madrid ha empezado con tintes esperpénticos. Aquellos que temen –con razón- que el teatro más convencional desaparezca de su programación a partir de ahora, junto con la prensa de fango y carroña, más preocupada por buscar el desgaste político del gobierno municipal que por informar de lo que sucede sin sectarismos, están desarrollando una curiosa performance que haría las delicias de Valle-Inclán. Nadie es inocente, porque el nuevo equipo de gestión y dirección artística de las Naves, con Mateo Feijóo al frente, pese a declarar su intención dialogante, abierta y conciliadora, perdió un poco el control de la presentación del pasado 7 de marzo. Si era una rueda de prensa, mal porque tras apenas 3 preguntas se intentó dar por concluido el acto. Ahí, punto positivo para Feijóo que se negó a terminar y dijo alto y claro: que pregunten lo que quieran todos los que quieran. Y punto negativo para la responsable del Área de Cultura del Ayuntamiento, Celia Mayer, que respondió con evasivas a cuestiones importantes. Si era un debate sobre teatro sí o teatro no en Matadero, mal porque no se anunció como tal ni estaban allí representados todos los sectores escénicos. Ahí, punto negativo para Feijóo por la actitud chulesca y desafiante que desplegó ante la pregunta de un veterano actor, preocupado. Y punto negativo para los periodistas que, en sus crónicas, tomaron la parte por

Classic London Instagram shots: Regents Canal

Classic London Instagram shots: Regents Canal

Scroll through any Londoner's Instagram feed – and many tourists' – and you'll probably spot a few familiar pics. From the view of Big Ben shot through the archway on the South Bank to the rounded dome of St Paul's Cathedral, Instagram has created a city iconography all of its own. In this series, blogger Flora Tonking will be showcasing those classic London Instagram shots, and also sharing some of her favourite unique takes on them. This post, we're mooching along the Regents Canal. The classic shot   A photo posted by Matthew Powell (@powellyparkroad) on Jul 17, 2016 at 2:11pm PDT Running from Paddington in the west to Limehouse and the Thames in the east, the Regents Canal is a relic of London's industrial past. Until the faster and more efficient railway took over, the canal carried many tonnes of building materials to London's growing areas and coal to its factories. Today, it's a place for houseboats, waterfowl, cute canalside cafes and graffiti-tagged bridges. Come take an Instagram stroll with us along the canal and see for yourself...     Here are 15 alternative takes... 1. Through the keyhole   A photo posted by @jpcaseley on Jul 24, 2016 at 5:38am PDT    2. Under the bridge   A photo posted by Kirsty Mann (@kurdymann) on Jul 24, 2016 at 5:57am PDT   3. Great balls of fire   A photo posted by Aparna Iyengar (@aparnaiyengar) on Jul 24, 2016 at 2:01am PDT   4. Boat's eye view   A photo posted by Tânia Paes (@taniapaes) on Jul 18, 2016 at 12:36

Six unmissable events at the Clerkenwell Design Week Fringe

Six unmissable events at the Clerkenwell Design Week Fringe

  A photo posted by We Blog Design (@itsweblogdesign) on May 12, 2016 at 5:11am PDT   For a few days each summer, Clerkenwell's many iconic architects and designers give everyone an idea of what they're working on by filling the streets with art and displays, and hosting lots of events and shows. This year, the seventh Clerkenwell Design Week will be taking place from May 24-26 and alongside the bigger practices, the 'starchitects' and design brands, some awesome smaller creative spots in EC1 are also putting on free events and opening up their doors for people to have a nose around their studios at the Clerkenwell Design Week Fringe. With so much to see, here are six events to get you started.     A photo posted by London Metropolitan Archives (@ldnmetarchives) on May 25, 2016 at 8:31am PDT   1. See a history of London council estates in photographs at the London Metropolitan Archives Amid the current debate raging about the future of London's council estates, the fascinating London Metropolitan Archive is hosting an exclusive pop-up exhibition called 'Somewhere Decent To Live: London's Council Estates in Photographs, 1895-1975'. This special exhibition will contain photos of the very first council estate in London as well as some of the iconic tower blocks of the 1960s. Pop along and check out some of these hidden photographic treasures for yourself. 40 Northampton Road, EC1R 0HB. May 24-26, 9.30am-7.30pm.      A photo posted by Christo Papadopoulos (@hichristo) o

Five great secondhand bookshops every Londoner should know about

Five great secondhand bookshops every Londoner should know about

London is a city with a rich literary heritage, but, like most things here, the books don’t come cheap. Fortunately, you can find plenty of excellent secondhand bookshops, where you can pick up a novel to help ease the boredom of the morning commute, without breaking the bank. Many of these little indies rely on local support too, so check out some of these favourites and help keep them on our streets. 1. Skoob Books Skoob is probably one of the biggest (if not the biggest) secondhand bookshop in town. This underground treasure trove for book fans is located beneath the Brunswick Centre in Bloomsbury. There are extensive fiction, history and politics sections – as well as a music section that features an actual piano – and you can lose hours poking around the shelves. Vintage book fans will also be delighted by the large selection of old Penguin paperbacks which can be found scattered among the other books and in their own designated area. 66 The Brunswick, off Marchmont Street, WC1N 1AE. 2. Black Gull Books Located at the back of West Yard, Black Gull Books is small but perfectly stocked. Peruse the more popular titles on the bookstands outside then head inside to discover plenty more, from fiction to cooking, and psychology to poetry. Black Gull also has an outpost up in East Finchley, with a decent selection of antiquarian titles and books for younger readers. 70-71 Camden Lock Place, NW1 8AF. Word on the Water   3. Word on the Water What could be better than a floating

Classic London Instagram shots: the London Underground platform

Classic London Instagram shots: the London Underground platform

Scroll through any Londoner's Instagram feed – and many tourists' – and you'll probably spot a few familiar pics. From the view of Big Ben shot through the archway on the South Bank to the rounded dome of St Paul's Cathedral, Instagram has created a city iconography all of its own. In this series, blogger Flora Tonking will be showcasing those classic London Instagram shots, and also sharing some of her favourite unique takes on them. This post, we're going underground to check out how we're all 'gramming the tube. The classic shot   A photo posted by Maxim Kazantsev (@mkaz) on Jan 30, 2016 at 8:18am PST   Waiting for the next tube train can be a bit of a snooze – if you're not busy fighting your way to the front of the platform to get on an early morning Victoria line train, that is. And now, with most of us able to access the joy that is free wifi while we're hanging around at the station the London Underground has become a popular subject for Londoners' Instagram posts – from arty shots of curving tunnels to the capturing of a train as it whizzes by in a blur. The opportunities are endless! 15 alternative takes from the platform   1. Bullet train   A photo posted by Ryan Zerbe (@radredbeard) on Jan 30, 2016 at 11:12pm PST   2. Please stand behind the yellow line...   A photo posted by @maurococcoli on Jan 31, 2016 at 2:40pm PST   3. ...especially you, Teddy.   A photo posted by Wallace (@wallace.the.lost.bear) on Jan 28, 2016 at 2:28pm PST   4. A platform