Get us in your inbox

Jesús Chavarría

Jesús Chavarría

Articles (99)

Daredevil: amor y guerra, la belleza que revela las almas atormentadas

Daredevil: amor y guerra, la belleza que revela las almas atormentadas

Esta obra maestra protagonizada por el justiciero y abogado ciego conocido como Daredevil, además de representar la sugestiva asociación de uno de los guionistas clásicos y definitorios del personaje, el mismísimo Frank Miller (Sin City, Batman: The Dark Knight Returns) y su ímpetu disruptivo alimentado por el cine negro, con uno de los artistas cuyo estilo pictórico refrescara las tendencias visuales predominantes de los 80s, Bill Sienkiewicz -Elektra: Assassin, Voodoo Child: The Ilustrated Legend Jimi Hendrix-; fue uno de los mejores ejemplos de los alcances que podían tener los cómics de superhéroes, aún en ese momento menospreciados y catalogados como producto menor y destinado solo para niños.   Cortesía Se trata de un drama oscuro y desolador en forma de introspección cuyo desarrollo parte de la inquietud del monólogo interno, para luego irse retorciendo con los lineamientos de contención tomados del thriller, mostrando al diablo vigilante de Hell’s Kitchen prácticamente convertido en un ente urbano cuyo alter ego apenas existe; para así enfocarse en dimensionar con ironía de la tragedia personal de Wilson Fisk alias Kingpin y su amada Vanesa sumergida en la enfermedad, cuya personalidad producto del maltrato y la megalomanía solo en ella encuentra el alivio.  Esto va a la par con los devaneos de romanticismo enfermizo de otras almas perdidas en la criminalidad y factibles de convertirse en herramientas de los poderosos encumbrados en la corrupción, cuya percepción a

Rockstar Comic: Aquaman: Andromeda

Rockstar Comic: Aquaman: Andromeda

Aquí un ejemplo del Aquaman que nos gustaría ver en la pantalla grande, ese que más que solo un superhéroe es un personaje factible de múltiples y complejos acercamientos. Como en este caso que se nos presenta debatiéndose entre la nostalgia por un mundo terrestre lleno de cosas simples pero maravillosas, y su naturaleza que le reclama como habitante y emperador de un mundo acuático que seduce y atemoriza por igual, que consume los sueños y a veces se convierte en una pesada carga  Cortesía Panini Sin duda es el justo protagonista de la que es una historia de fantasía y ciencia ficción con un drama que empuja a desencantados cuestionamientos sobre la condición humana, mientras se afana en proyectar esa sensación de inquietud que provocan los misterios del océano. Vinculándola con la abrumadora profundidad del universo a través de la transgresión que representa el que las naciones terrestres hundan en sus aguas los restos de los cohetes usados para la exploración espacial, así como con el interés político, científico y militar que genera un posible primer contacto extraterrestre. Amén, de que esto llevara a la aparición del célebre Black Manta.    Para los diálogos cautos y melancólicos que entrega Ram V, la sugestiva compañía llega de la mano de Christian Ward, cuyas ilustraciones son de una belleza hipnotizante en secuencias donde los márgenes simulan la geometría dentro de los submarinos según sea el caso, dando como resultado una especie de vitrales incipientes que alime

Rockstar Comic: Spider-Man: la sombra de la araña, no más amigable vecino

Rockstar Comic: Spider-Man: la sombra de la araña, no más amigable vecino

Estamos ante uno de los mas interesantes y mejor logrados replanteamientos del concepto creado por los legendarios Stan Lee y Steve Ditko en 1962. No solo se trata de un simple What iff, sino de un amargo estudio de personaje que transita entre el terror y el drama sin reticencia a que la muerte se haga presente con suma violencia tanto física como emocional, terminando por darle un nuevo sentido al grado de tragedia que lleva a Spiderman a ser un héroe.  Es cierto que aquí una vez más el traje negro y el simbionte son el pretexto para ir detonando el lado más oscuro de su personalidad; sin embargo, la diferencia es que lo llevan con toda alevosía hasta sus últimas consecuencias para mostrarlo cometiendo actos irremediables que afectan a sus amigos, sus aliados y su familia, pero sobretodo contra supervillanos a los que como nunca antes vemos que son presas de la desesperación y el miedo, ni siquiera Kingpin escapa de la vorágine castigadora. Foto: Cortersía     Es esto lo que acentúa el estatus de paria del otrora buen arácnido, mientras recorre un camino aparentemente fácil aunque al borde del delirio, donde enfrenta obsesiones y errores que dimensionan verdades que hubiera preferido ignorar.    Foto: Cortersía Por si fuera poco el irreverente Chip Zdarsky -responsable de esa genial locura llamada Sex Criminal-, aprovecha las libertades creativas que ofrece el ser un What if para apostar por un desencantado tono de ironía que refrenda la idea de que todo se trata de de

Solo los encontramos cuando están muertos, ciencia ficción de mórbida belleza

Solo los encontramos cuando están muertos, ciencia ficción de mórbida belleza

La inquietud y despiadada reflexión consecuencia de que el hombre haga conciencia de su insignificancia ante el universo, aquí se ve reinterpretada con la mórbida transgresión que provoca el hacer valer las posibilidades de su lugar en el espacio profundo para además de buscar sobrevivir, trascender su circunstancia. En Solo los encontramos cuando están muertos de Al Ewing, también guionista del estupendo El Inmortal Hulk, nos plantea un futuro donde la humanidad tiene como principal fuente de recursos los gigantescos cadáveres de los Dioses que flotan impávidos en el espacio, dando pie a una variante de tétrica minería con comercio incluido, escarbando, cosechando y vendiendo carne y hueso. Es ahí donde una nave comandada por el frío capitán Malik, a quien le atormenta el peso de la culpa, decidirá romper las leyes dando el pretexto ideal para los afanes de venganza de una Agente de Guardia que le sigue los pasos, mientras sale en busca de lo aparentemente inalcanzable.  La propuesta visual del italiano Simone Di Meo, quien ha colaborado en títulos como Mighty Morphin Power Rangers/Teenage Mutant Ninja Turtles, definida por reflejos espectrales que se alargan en viñetas sobre fondos de lúgubre sobriedad y perspectivas marcadas por puntos de fuga que evidencian una soledad interminable sobre las que deambulan vehículos con aire a los usados en las antiguas guerras en la tierra, se conjuga con parcas conversaciones de desencantada alevosía y cinismo, para dar como resultado se

Logan, la larga noche, de pasar del podcast al cómic

Logan, la larga noche, de pasar del podcast al cómic

Las atmósferas de misterio y zozobra que logró proyectar el exitoso podcasts del mismo nombre y su sugestivo estilo traído de la tradición de la radionovela, son materializadas aquí a través de visiones de recalcitrante desolación y naturaleza hostil por donde deambula una comunidad consumida por el rezago y la marginalidad, que debido a una serie de asesinatos llama la atención de una agencia especial de investigaciones. Claro, tales hechos no tardan de relacionarlos con la aparente presencia de un viejo conocido con garras letales.  El armado conservador de las secuencias con que Marcio Takara da replica al guion de Benjamin Percy, que solo se permite exaltarse en el momento adecuado con alguna ilustración a gran tamaño e incluso sangrienta, ofrece una conveniente y fría contención para la inquietante elocuencia de figuras silueteadas sobre colores pálidos  que las consumen proyectando con las mustias pinceladas aportadas por el artista Matt Milla, lo inclemente de un lugar que pareciera perderse en el fin del mundo.  Estamos ante un thriller de envolvente parsimonia que no por ello es menos poderoso, el cual entre lo tribal e insano de los cultos y leyendas que se mezclan con el narcotráfico, la corrupción corporativa y el lado más oscuro de la cultura alrededor de las teorías de conspiración, explora las implicaciones de haber sido convertido en un arma viviente programada para servir de contundente herramienta sin memoria, alejándose de la espectacularidad con la que sue

Rockstar Comic: Batman One Bad Day

Rockstar Comic: Batman One Bad Day

A partir de la investigación encabezada por James Gordon, sobre el asesinato cometido aparentemente sin sentido por el Acertijo, la cual da pie a inquietantes interrogatorios, violentas pesquisas y sangrientos escapes, entregando de paso cruentas declaraciones que hacen referencia a joyas del mundo de las viñetas como Batman: Killing Joke, las cuales van más allá del simple fanservice, adquiriendo un fatídico peso dramático dentro de la trama; se desarrolla otro más de los acostumbrados y siempre interesantes acercamientos de Tom King a los rasgos patológicos latentes en la mitología de los superhéroes, en este caso la generada alrededor del vigilante de Ciudad Gótica, quien esta vez luce más despiadado, asqueado y enfermo que nunca. Yendo y viniendo entre su pasado escolar y de violencia familiar que detonó su obsesión por los enigmas que de ser su peor pesadilla pasan a ser su estilo de vida, y su presente de retorcidas y despiadadas manipulaciones que hacen de la coacción un sangriento mecanismo que cobra víctima tras víctima y empuja a sus oponentes a un callejón del que solo hallarán la salida si trastocan de forma irremediable sus principios y abandonan sus escrúpulos, es que aquí son expuestos los orígenes de quien es conocido como el Acertijo. Los trazos delgados que recorren como grietas las pinceladas granosas de color, sobre viñetas que se desdibujan como los límites entre la razón y la demencia, en secuencias recargadas que se pasman en ilustraciones a página comp

Hay algo matando niños, el cómic de suspenso que tienes que leer

Hay algo matando niños, el cómic de suspenso que tienes que leer

¡Qué forma tan envolvente y espeluznante de seguir las reglas del thriller! En este cómic dota de realidad a un clásico cuento de monstruos. En esta obra íntima se refiere a un tema de lamentable vigencia. En este caso, se ubica en los parajes de la América profunda, con sus prejuicios y vida rutinaria que pareciera atrapada en los anacronismos. Esta brutal pesadilla, escrita por James Tynion IV e ilustrada por Werther Dell’edera y Miquel Muerto, cuyos trazos se extienden como grietas para formar las figuras sobre fondos diluidos que contrastan escenarios pálidos con toques azulados y rojos espectrales, se escurre entre las sombras que a veces son las siluetas de árboles retorcidos. Lo que nos cuenta es el desentendimiento e incredulidad del mundo adulto hacia lo que los niños perciben, lo que los deja desamparados, convirtiéndolos en víctimas potenciales ante los peligros de nuestra época, representados por criaturas sobrenaturales que asesinan entre los recovecos de lo cotidiano. Mientras tanto, una organización secreta, no exenta de lo que implican los intereses políticos, los juegos de poder y las tradiciones oscuras, se empeña en seguirles la pista y destruirlos. Foto: Cortesía Planeta La sobriedad en el desarrollo, que sigue al pie de la letra las reglas del género, permite además presentar a una protagonista con todo el potencial para ganarse un lugar propio en el colectivo popular. Como hábil cazadora de las ya mencionadas criaturas asesinas, entre intensas pesquisa

The Inmortal Hulk: En el infierno, el monstruo más atormentado que nunca

The Inmortal Hulk: En el infierno, el monstruo más atormentado que nunca

Hablar dentro del universo Marvel sobre conceptos como la muerte y el infierno no es especialmente novedoso; sin embargo, cuando esto se hace a partir de la figura de Hulk, como todo lo que se relaciona con él, cobra otras colosales dimensiones. Y no solo nos referimos a la cuestión de su físico que luce cada vez más deforme luego de un fallido intento de suicidio de Banner que solo liberó el lado más cínico y sádico del monstruo, lo cual reconecta el concepto con su antecedente primario, El extraño caso del Doctor Jeky ll y Mr. Hyde; sino a las disertaciones que su naturaleza atormentada da pie y que nunca, como en esta ocasión en que transita entre visiones de demencial desasosiego por los parajes de un Nuevo México apocalíptico, son tratadas con todo el salvajismo de una introspección acorde a la furia que suele liberar.   Foto: Cortesía Panini Es así que, mientras desfilan hordas de espeluznantes criaturas y aparecen los espectros de personas importantes de su pasado, dígase Rick Jones y el General Ross, entre la impotencia para entender su maldición y que por primera vez exprese el sufrimiento que le provoca, surgen cuestionamientos sobre la razón del por qué a veces esta es vista como un don o llega a ser tolerada y hasta respetada. Si esto tiene relación con el estatus de su alter-ego como hombre blanco privilegiado, y también se pregunta si acaso no es una pequeña representación del lado ciego de Dios o incluso si es que este tiene su propio Hulk. Por supuesto, resu

Rockstar Comic:  American Jesus, el boom de Netflix

Rockstar Comic: American Jesus, el boom de Netflix

Existen muy diversos y sugestivos acercamientos con respecto a la figura Mesiánica realizados a partir de replanteamientos de escenarios y temporalidad. Entre ellos podemos mencionar desde Jesús de Montreal (1989) del siempre interesante realizador independiente Denis Arcand, quien presenta una sátira aguda acerca del cristianismo de finales del siglo pasado; hasta El Evangelio según Clark Kent,  propuesta teatral de Richard Viqueira que ponía a Jesus frente a Supermán en un insólito mano a mano que bien podría denominarse como el “encuentro del siglo”, y que redundaba en una introspección existencial de ínfulas pop guiada por la exigencia física de juegos escénicos extremos.    En ese sentido otra de las referencias inmediatas viene de la mano de Mark Millar -Kick Ass, Kingsman, Jupiter Legacy- , uno de los guionistas contemporáneos consolidados dentro del mundo de las viñetas, que junto a Robert Kirkman -The Walking Dead, Invincible- se ha ganado un lugar indiscutible en los medios más allá del papel.    Se trata de American Jesús, cómic publicado en nuestro  país por Editorial Panini y recién adaptado en un serie de Netflix titulada El Elegido, donde siguiendo los pasos de un niño en el umbral de la adolescencia, quien tras un brutal incidente asume que se trata de la reencarnación del Cordero de Dios y altera con supuestos milagros la vida de una pequeña comunidad en las entrañas de la America Profunda; además de apuntar con un mustio afán subversivo a la pérdida de la in

Star Wars: Princesa Leia, el eterno romance de la heroína galáctica

Star Wars: Princesa Leia, el eterno romance de la heroína galáctica

Existen títulos que se caracterizan porque su objetivo primario es aprovechar a los  protagonistas de una franquicia, para sumergirlos en aventuras menores que de otra forma no serían tratadas en los productos de alto calibre, dígase películas y series, por ejemplo; pero que aun así pueden llegar a ser vendibles. Afortunadamente, esto juega también en otro sentido, y es que si se involucra a los artistas adecuados, esto se convierte en una oportunidad de explorar con mucho mayor libertad creativa las posibilidades de los personajes, dando como resultado un cómic que además de enriquecerles, será sumamente apreciado por los fans, quienes están ansiosos de ver mucho más y sienten que aquí además de que se les está dando gusto, se les trata  con respeto. Este es uno de esos casos, lo cual no debe sorprendernos, tomando en cuenta que el guion es obra de Mark Waid —brillante en su paso por Flash y Capitán América—, quien con todo el oficio del mundo, equilibra la acción con cuestiones políticas y sociales, ciertas dosis de nostalgia y un velado aire de Space Opera con el que nuestra protagonista se refrenda como la heroína galaxia por excelencia. Y es que la aventura sigue los pasos de la Princesa Lea en un periodo donde, tras la destrucción del planeta en que creció, deja un tiempo a la Alianza Rebelde, para recorrer el espacio junto con una tripulación que incluye a sus incondicionales, la piloto Evaan y R2-D2,  con la misión de reunir a los sobrevivientes, lo que lleva a lid

El insólito romance de Sabrina y Jughead

El insólito romance de Sabrina y Jughead

Pese a tratarse de un clásico del mundo de las viñetas, durante las últimas décadas, la franquicia de Archie ha encontrado uno de sus mayores retos en la búsqueda de superar el anacronismo y mantenerse vigente para las nuevas generaciones de lectores.  Curiosamente, de entre todos los caminos para conseguirlo, el del amor juvenil ha resultado uno de los más convenientes y divertidos. Y no por lo que en este caso representa como evento para la era moderna.  Es el encuentro en cómic de un personaje como Sabrina –que ha sido más que bien aprovechada en adaptaciones live action tipo Netflix–, y el legendario Jughead. Quién, por el contrario, ya fue convencionalizado y tergiversado de la forma más simplona posible a través de la serie Riverdale. A partir de ello se plantea un peculiar enamoramiento que va detonando rasgos muy particulares de la personalidad del eterno amigo de Archie, los cuales, sin traicionarle, ofrecen una refrescante y hasta cierto punto inteligente actualización del espíritu camp que define el universo al que pertenece.  De tal modo, previo a experimentar la incertidumbre propia de los escarceos que encaminan al noviazgo, vemos como nuestro protagonista da rienda suelta a su enorme autoestima en un concurso escolar, elaborado con comida, una perturbadora representación de sí mismo, que además está deseando devorar, vaya egocéntrica fijación la suya.  Luego, se encuentra con una estrategia comercial por parte de la cafetería Pops, que le lleva a relacionarse c

The Boys es un cómic que rompe con la figura del héroe clásico

The Boys es un cómic que rompe con la figura del héroe clásico

Echar un vistazo a la forma en que la presencia de los superhéroes transforma  las vidas del resto de los habitantes de las ciudades en que se desarrollan sus aventuras es algo que, desde hace algunos años, se ha venido haciendo en el mundo de las viñetas. Dentro de esta línea se pueden mencionar muchas y muy interesantes propuestas.  Una de las más representativas es esa joya ilustrada por Alex Ross llamada Marvels, en dónde a través de la mirada de un fotógrafo, vemos la forma en que este tipo de personajes impacta la vida cotidiana. Se trata de una obra reflexiva y evocadora, pero existen otras que, con el mismo punto de partida, apostaron más por la acción y la intriga.  También lee: Entre The Mandalorian y otro punto de vista se encuentra el cómic Entre las Estrellas Tal es el caso de Powers, creación de Brian Michael Bendis, cuya historia se centra en los avatares de los integrantes de un área del departamento de homicidios, dedicados a investigar crímenes en dónde se involucran los superhéroes. Caso similar es el de Sam y Twich, que sigue a dos detectives surgidos dentro de las páginas de las publicaciones de Spawn, y que ya en su propio título, resuelven diversos casos, con la famosa creación de McFarlane participando de forma indirecta.  Y por supuesto, no podemos dejar de mencionar Kick Ass, cómic que juega con la idea de lo que pasaría si un sujeto común y corriente decide ser un superhéroe, y en dónde Mark Millar, convirtió la acción en irreverencia y acidez. Una

Listings and reviews (2)

La Momia

La Momia

2 out of 5 stars

No sonaba nada mal la idea de regresar a los monstruos clásicos y desarrollar un concepto en el que la interacción entre los mismos estuviese planeada con mucho mayor detalle y aprovechar el actual gusto del público por los universos cinematográficos. Sin embargo, luego de ver esta primera entrega, es evidente que no lo hicieron así y el llamado Dark Universe empezó con el pie izquierdo. En La Momia el director Alex Kurtzman —guionista de Transformers 1 y Transformers 2— nunca conjuga ni los distintos elementos de los que echa mano para la propuesta, ni los objetivos que pretende con ella. Así la película se debate entre el horror, la aventura, la acción y el cine de referencias, mientras bosqueja lo que habrán de ser las reglas —endebles— para las futuras entregas de la franquicia y termina casi por rayar en el humor involuntario; lo que quizás hubiera sido más interesante, si ese hubiera sido el plan desde el inicio, o al menos tuviera algo de encanto e ingenio. Por si lo anterior fuera poco, esta serie de inconsistencias, que incluyen personajes estereotipados como el de la coprotagonista y una buena cantidad de lugares comunes, no hacen sino acentuar la presencia de Tom Cruise siendo Tom Cruise, algo que suele funcionar cuando todo el asunto está puesto de inicio a su servicio como usual héroe de acción, pero este no es el caso. Estamos ante una producción con efectos especiales atractivos, entretenida medianamente pero que falla en sus pretensiones y cuya narrativa hace

El Jeremías

El Jeremías

3 out of 5 stars

Según estudios, tres de cada cien niños en nuestro país, tienen el potencial para convertirse en genios. Jeremías es uno de ellos, el problema es que como suele suceder con muchos otros talentos mexicanos, ni su familia, ni el sistema educativo, están preparados para, ya no digas impulsarlos, sino para entenderlos. Es así como el pequeño, luego de soportar la frustración y el bullying en la escuela, decide tomar las riendas de su corta vida y lanzarse a la búsqueda de darle un objetivo decidiendo qué quiere ser de grande. Esa es la premisa de esta simpática comedia escrita por Ana Sofía Clerici y dirigida por Anwar Safa, que transpira frescura y se convierte en una muy agradable sorpresa. Y es que además de lucir una estilizada propuesta visual, el director apuesta por delinear personajes de una simpleza encantadora, que a través de diálogos ingeniosos pero no rebuscados, hilvanan un inteligente y algo sarcástico – y por lo mismo más disfrutable– acercamiento a un tema pocas veces atendido. Es cierto, el discurso crítico no termina de ser contundente, pero nunca cae en la frivolidad, amén de que transcurre con agilidad. A destacar la espontaneidad que logran las interpretaciones, sobre todo la del niño protagonista (Martín Castro) y su madre (Karem Momo) que son bien apoyadas por la sutileza y eficacia acostumbrada de actores como Daniel Giménez Cacho y, por supuesto, el innegable oficio de la ya célebre Isela Vega. Sin duda, El Jeremías, es la mejor lograda de las comedias m