Get us in your inbox

Natalia Silva

Natalia Silva

Articles (27)

Tiendas coreanas de belleza en la Ciudad de México

Tiendas coreanas de belleza en la Ciudad de México

Desde hace pocos años las marcas coreanas de belleza decidieron compartir su secreto a nuestro occidental y no tan perfecto cutis. Su clave para tener la piel de porcelana es que ellos crean en casa sus propios productos, basados en ingredientes que sacan de su cocina como brócoli, huevo, alcachofa, té verde o arroz. Para no ponerte a experimentar te presentamos a las marcas que ofrecen todo listo para embarrártelo en menos de 30 minutos. Si eres fanática de la cultura asiática te recomendamos conocer más sobre el barrio coreano de la CDMX.  Recomendado: Guía de maquillaje y las 10 mejores mascarillas coreanas.

Lugares para ligar en la CDMX

Lugares para ligar en la CDMX

Bienvenido al ABC de los lugares para ligar. Sabemos que conocer gente lleva tiempo, pero si lo que quieres es salir de la monotonía y abrirte a nuevas posibilidades para el romance, prueba ir a estos lugares en la Ciudad de México. Encontrarás desde una cafetería hasta una biblioteca. También puedes probar el speed date, apps de ligue y lee los beneficios de ser soltero.  Recomendado: 20 lugares en la CDMX para salir con tu pareja.

10 mascarillas coreanas que debes probar

10 mascarillas coreanas que debes probar

Ya sea por prácticas o por excéntricas, lo más popular en K-Beauty son las mascarillas de papel de algodón. La variedad de opciones es enorme porque las tiendas coreanas de belleza venden de todo tipo: de granada, con extracto de caviar, escencia de oro, vino tinto, baba de caracol y hasta veneno de serpiente. Entre tanta propuesta vale la pena probar estas 10. Recomendado: Las mejores tiendas asiáticas en la CDMX y tiendas de maquillaje y skincare.

Comparamos Crispy Cereal Bar y Estación Cereal para saber cuál es mejor

Comparamos Crispy Cereal Bar y Estación Cereal para saber cuál es mejor

La ciudad está llena de restaurantes de comida reconfortante y a la lista faltaba sumarse un lugar con buenos tazones de cereal. Para nuestra suerte, los astros de colores y malvavisco se alinearon y hoy tenemos dos lugares para comer cereal, con cientos de ellos, nacionales e internacionales, más toppings y tipos de leche. Somos un poco obsesivos con este antojo de nostalgia, así que te preparamos una tabla comparativa entre Crispy Cereal Bar y Estación Cereal. Comparte tus opiniones usando #comerTOM Resultado de la competencia: ¡Empate! A pesar de que Estación Cereal tiene más surtido de cereales, Crispy Cereal Bar tiene aderezos como lechera o mermelada. Además, ambos ofrecen opciones como malteadas o waffles. 

Speed Date, citas rápidas para conocer a tu próxima pareja

Speed Date, citas rápidas para conocer a tu próxima pareja

"Estaba en la calle y un cuate me preguntó si había visto el episodio de Los Simpson en el que Marge tiene varias citas en la que los hombres van cambiando de mesa, le dije que sí y pues… me inscribí", me contaba el Número 4 con risa nerviosa antes de darle un trago a su cerveza. Justo cuando me empezaba a caer bien nos interrumpió el sonido de una campana. Una hora antes yo había llegado al lugar de la cita junto con una amiga porque, aunque el proceso de inscripción fue fácil, me dijeron que en el grupo de 20 a 30 siempre faltan mujeres. Le dije a Jimena que le invitaba un trago si me acompañaba y nos estacionamos afuera del lugar para ver quiénes llegaban. Me dieron una tarjeta para escribir mi pseudónimo durante la dinámica, pero decidí usar mi nombre real porque sabía que se me iba a ir la onda si elegía uno falso. Mi gafete tenía el Número 2 así que me senté en la mesa correspondiente y, en cuanto todos terminaron de registrarse, empezó el carrusel. El Número 6 tenía una mirada linda, era actuario y le gustaba la natación. Recuerdo haber reído mucho con él, era regio, llevaba poco tiempo viviendo en la ciudad y seguía conflictuado porque aún no sabía qué sí o qué no podía pedir con queso. Estaba por escribirle una pequeña guía en una servilleta cuando terminó nuestro tiempo. Como ya tenía la pluma en la mano taché su número en mi score card. Luego llegó el Número 9, con dos tragos: una piña colada y un refresco, porque no sabía que en la bebida que incluía su entrada no

Apps de ligue

Apps de ligue

Si lo tuyo es probar nuevas maneras de conocer gente, ya sea por curiosidad o para pasártela bien, aquí te dehamos las apps de ligue que debes probar. No te garantizamos encontrar a tu amor ideal, pero seguro vas a pasarla de lujo.  También puedes probar el speed date y lee los beneficios de ser soltero. 

Diccionario básico garnachero

Diccionario básico garnachero

¿Quieres ordenar algo en lugares para comer por menos de $80 o en el tianguis de la Anzures? Entonces debes dominar este vocabulario. Desde el desayuno hasta la cena, apréndete los ganadores de los tradicionales puestos de comida.

¿Por qué nos gusta el olor a pan?

¿Por qué nos gusta el olor a pan?

Caminas por la extenuante Ciudad de México tratando de ignorar el bullicio habitual porque otra vez se te hizo tarde, cuando de repente un aroma te seduce, te atrapa. Es una ola que se percibe cálida y te reconforta, que pone a todo tu cerebro a trabajar para que, en menos de un segundo, puedas concluir que “huele a pan recién horneado”. ¿Qué es lo que percibes en ese olor? Mantequilla, azúcar, canela, chocolate…¿Realmente podrías explicarlo? Los seres humanos percibimos cinco sabores que hemos catalogado muy bien como dulce, amargo, salado, agrio y umami. Pero somos receptores de infinidad de olores a los cuales nos es extremadamente difíciles encontrarles una descripción o un adjetivo siquiera. ¿Por qué? Porque el olfato, a diferencia de algunos de los otros sentidos, no se procesa conscientemente. La información va derechito a nuestros centros de emoción y memoria. Lo más seguro es que, al detectar ese aroma en la calle, sepas que huele a pan recién horneado porque te recuerda al pan de feria que comiste en Coyoacán, al pastel de chocolate que hacía tu mamá o a las tradicionales conchas de Costra o a las de El Cardenal. El olor del pan nos recuerda que, más allá de los sabores, de la textura del azúcar, de las chispas, de la crujiente corteza, de lo esponjoso del relleno o del dulce betún la experiencia de comerte un pan es de confort. Es hacerte una cuevita en la que sólo caben tu pan, tu café y tu. Si el sabor tiene —casi— nada que ver con el sentido del gusto y mucho qu

Top 5. Panes tradicionales

Top 5. Panes tradicionales

La CDMX alberga pastelerías y reposterías únicas en sabor y presentación. Aunque también hay postres asiáticos, el método panadero tradicional es irresistible al paladar. Conoce estos panes tradicionales obligatorios y de paso date una vuelta por estas originales panaderías japonesas.

¿A qué huelen los mercados de la Ciudad de México?

¿A qué huelen los mercados de la Ciudad de México?

Los mercados inundan el contenido de Instagram con fotografías de texturas y colores de frutas, la alegría de las piñatas, los gélidos animales destazados, los cómicos letreros en cartulinas neón y los suculentos antojitos fritos. Pero pasar de una en una estas imágenes es como vivir la experiencia a través de una pared de cristal. Ciertamente una de las cosas que dora de realidad a la vida es el aroma que percibimos en cada experiencia. Si volvieras a entrar a un mercado por primera vez, ¿cómo describirías el paso de un puesto a otro a través de los olores? Tal vez de una dulce rebanada de mando, al hedor de un filete de pescado o al escozor de los chiles secos. Toda parafernalia que se vive en los tianguis ha inspirado a artistas como Diego Rivera o creencias como la de Bernal Díaz del Castillo, quien intentó describir a la corte española el Mercado de Tlatelolco, concluyendo: “Para qué gasto to tantas palabras de lo que vendían en aquella gran plaza, porque es para no acabar tan presto de contar”. Hoy, la oferta de los mercados por toda la ciudad es muy completa, sólo que hay que saber a cuál ir. Lugares que se han especializado en comerciar productos específicos como el Mercado de Jamaica y su frescura floral o el Mercado de Sonora y su olor a incienso y hierbas. Y los mercados sobre ruedas, cual Cenicienta, nos deleitan por el ratito que les dure el encanto y hacen imposible no querer llevarte algo. Como animales, nuestro primer sentido en desarrollarse (y uno de los últ

¿Por qué nos gusta el olor a tacos?

¿Por qué nos gusta el olor a tacos?

Se dice que alrededor del 80% de la experiencia sensorial al comer es olfativa. Quizás quien haya afirmado esto ha explorado la gran variedad de puestos callejeros de la ciudad. Ha sido testigo de cómo en cualquier pedazo de banqueta puede asentarse un changarro de comida, que resalta sin importar los otros olores que hay en dicha zona. Lo más sorprendente es cómo los factores ajenos no influyen en el sabor de los tacos. El comensal— ya sea parado o sentado— puede encontrar un tempo del sabor en el que el taquero le entrega el taco con un movimiento que imita a La creación de Adán de Miguel Ángel y donde siempre se conceden sus oraciones al pedir “con todo”. La eucaristía se consagra con la primera mordida al taco. Algunos ejemplos son los tacos sudados, el taco placero, el taco dorado, el taco acorazado, el taco de carnitas, el taco árabe, el taco de cochinita, el taco de barbacoa, el taco de guisado y, finalmente, la joya de la CDMX: el taco al pastor. Este embajador de la metrópoli heredó el método de preparación del shawarma árabe gracias a las migraciones libanesas en la década de los sesenta. Más que un platillo, es un acto de amor entre el trompo y el taquero. Un romance que inicia desde la preparación de los bisteces en un baño de axiote, continúa con el montaje del tronco, el cuidadoso asado de la carne y el preciso corte que cae sobre la tortilla. Esta historia de amor termina con una barriga llena y un corazón contento.

Listings and reviews (11)

Milk Pizzería

Milk Pizzería

4 out of 5 stars

Los restaurantes y bares secretos llevan ya unos años enigmando a la CDMX. Si bien la entrada no es tan secreta, Milk Pizzería tiene este feeling de speakeasy en un sótano de la Roma donde pareciera que Al Capone está en la siguiente mesa. El nombre hace honor al político y activista estadounidense Harvey Milk, pero poco se menciona sobre él. “Hacemos lo que queremos” es el lema de este lugar, un espíritu rebelde que se siente en la combinación atípica de ingredientes. Inicia con la ensalada de arúgula, infalible aún si o te gustan los verdes, tiene helado de queso de cabra, panal de abeja y crutones de pretzel. Las pizzas son estilo californiano (masa delgada, orilla gruesa con algunos lunares y toppings frescos) y se hacen con masa madre de tres días de fermentación, una característica que la hace más fácil de digerir. Encontrarás una variedad de pizzas con salsa blanca bechamel, con sabores como cinco quesos o carbonara (tocino ahumado y huevo); y la salsa tradicional de tomate, para las clásicas margarita, burratta o de albóndigas. Importante dejar espacio para el postre y probar el french toast crujiente, con crema de cacahuate, hojuelas de cereal y helado de vainilla. Hay quien hace lo que quiere y le sienta muy bien.

Kingpin Social

Kingpin Social

4 out of 5 stars

Últimamente los boliches nuevos dejaron de lado la onda retro y de ambiente familiar, pasándose más a la vida nocturna, música fuerte y luces y bolas neón. Una de estas nuevas adiciones es Kingpin en Polanco. La música es sobre todo pop, las pantallas saltan de Maluma a Ariana Grande. El lugar tiene ocho carriles para jugar, así que puede que si vas en hora pico te toque esperar un poco en la terraza. Lo mejor es ir calentando el brazo con unos snacks y bebidas. La primera advertencia que me dieron es “no hay cocteles”, así que me eché un clavado para ver lo que sí había. Hay una selección muy completa de cervezas artesanales, malteadas de varios sabores como Oreo o chocochips. La que me hizo leer dos veces fue la malteada de vainilla con whisky así que la pedí, el sabor fue muy parecido al Bailey’s. La comida tiene varias especialidades que podrían hacer de Kingpin un gran diner, como seis variedades de papas a la francesa, cinco de mac & cheese y seis hamburguesas. A falta de cocteles improvisé con un smoothie de mandarina (también hay de jamaica o mancho chamoy) y le agregué un shot de ginebra. Después de unos 30 minutos nos asignaran el carril y el mal del puerco ya pesaba. No importa lo que les digan mis amigos, eso fue lo que hizo que perdiera en el boliche. En Kingpin hay que equilibrar entre la comedera, la bebedera y el juego.

Cintli Tortillería y Antojería Orgánica

Cintli Tortillería y Antojería Orgánica

Según un comunicado por la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortillas, el consumo de tortilla en México ha bajado un 50% en los últimos años, una cifra impresionante si consideramos que según el relato del Popol Vuh, somos los hijos del maíz. Con el reciente regreso a lo orgánico y al comercio justo, lugares como Cintli nos regresan al origen. Al entrar a esta tortillería y antojería destacan las grandes máquinas tortilleras, mientras que un par de mesas corridas invitan a sentarse. Si es temprano empieza con un atole chai, matcha o ayurveda (cúrcuma, jengibre, pimienta y cardamomo). Como en cualquier tortillería, donde una sencilla tortilla de cortesía con una pizca de sal es un manjar, el menú de Cintli es breve pero cumplidor.  Ve por la tetela rellena de frijol negro con crema y queso de rancho y chapulines. Antes de terminártela (para que llegue a hacerle relevo), pide el tayoyo, una tortilla gruesa similar a un sope, con ayocotes, nopales, queso y chapulines. Las quesadillas no salen de lo tradicional, pero son una sencilla opción para probar la delicia de masa. Si tu mamá solo te mandó por tortillas considera que tienen una amplia variedad: las ya casi mainstream de nopal; con superfoods como linaza, kale, hemp, matcha, o espirulina, o con sabores como chile chipotle y cacao. No olvides regresarle el cambio.

KoCo

KoCo

3 out of 5 stars

Antes de entrar a KoCo (Korean Cosmetics) recibirás una total inmersión a la cultura coreana. El local de junto es un minisúper con la canasta asiática básica, y al fondo tienes que pasar por The Ramen House. Aquí suena k-pop a todo volumen y los pósters que lo decoran lo hacen parecer un mini salón de la fama de todas aquellas bandas orientales. Atraviesa el lugar y subiendo unas escaleras encontrarás KoCo, una boutique con productos de Tony Moly, Missha y Skin79, además de muchas otras marcas. Es una excelente opción para conocer cada una, comparar y elegir, ya que todos los productos tienen una presentación de prueba. La sección de maquillaje, donde también puedes probar los productos, es muy completa. Tienen varias opciones de BB Cream, máscaras para alargar las pestañas y tintas para labios. A lo que sugiero echarle ojo es a todas las opciones de mascarillas que ofrecen, no sólo para la cara, también para manos y pies, prueba Baby Silky Hands o Baby Silky Foot de la marca Holika Holika, o la crema para manos Gummy Bear de Skinfood, que viene en un envase en forma de oso de gomita, todos ellos de los productos que más se llevan de aquí.

Skin79

Skin79

4 out of 5 stars

La crème de la crème de las marcas coreanas definitivamente es Skin79 y recomendaría probarlas cuando estés listo para invertir un poco más en tu rutina de belleza y que tengas claros los pasos que debes seguir. Skin79 también tiene su propia BB Cream con cinco variantes no sólo en color de tinta, algunas tienen función aclarante o tratamiento antiarrugas. Para no perderte entre tantas de ellas prueba la presentación rosa (Beblesh Balm Triple Function), favorita de muchas youtubers expertas en belleza porque tiene todo el cuidado esencial y puedes ver el cambio de la apariencia de tu piel tan pronto como te embarras el menjurje. También es muy recomendable el BB Cleanser, un limpiador en espuma que remueve el maquillaje al frotarlo con agua, es decir, no necesitas ayuda de un algodón o algo similar. Esto es importante porque para los coreanos el masaje con las manos en cualquier parte del proceso fomenta la circulación e incrementa la elasticidad de tu piel. Además de este tip, me recomendaron extender todo tratamiento que hagas en tu rostro hasta el cuello para no quedar con cara de 20 años y cuello de 40. Si quieres conocer las líneas de Skin79 programa alguno de los faciales que ofrecen, donde utilizan todos los productos de rutina, desde limpieza hasta base de maquillaje, y así probarlo en tu propia piel.

Missha

Missha

3 out of 5 stars

Es una de las marcas consentidas de los coreanos. Aquí el producto non plus ultra es BB Cream, una crema desarrollada originalmente como conciliador posterior a un tratamiento láser sobre la piel, y que después fue adaptado para mejorar la apariencia del cutis por sus propiedades regeneradoras. Además, tiene protección solar y viene en distintos tonos para utilizarla como maquillaje base. En Missha me sugirieron invertir al menos el doble de tiempo que usas maquillándote en quitarte toda la pintura. Y en la rama de maquillaje, por cierto, la tinta de labios Missha es de lo más popular, pues promete aguantar medio día de besos y vasos. La moda en Corea, según me contaron, es pintar el contorno de los labios en un color claro y el interior de un tono más oscuro. Una gran ventaja de Missha es que ofrece versiones pequeñas de sus productos básicos, específicamente del limpiador en espuma y de BB Cream para que puedas probarlos antes de comprometerte a ellos por completo. Missha ofrece colecciones especiales, como la colaboración con LINE, la aplicación japonesa de mensajería instantánea, para utilizar a sus personajes en los empaques, o colecciones súper exclusivas desarrolladas con ingredientes como baba de caracol, que llegan a costar hasta tres mil pesos.

Tony Moly

Tony Moly

3 out of 5 stars

Una buena opción para entrarle a la rutina coreana de belleza es Tony Moly porque tienen productos para cada paso del ritual, y son muy cumplidores en relación calidad y precio. El gusto de los coreanos por las chucherías y curiosidades se refleja en los empaques de esta marca. Puedes encontrar tratamientos nocturnos para las manos y pies en botellitas con forma de plátano, bloqueadores solares en envases en forma de mango, tratamientos para el cabello en envases de mayonesa, sin contar la cantidad de empaques con osos panda, tigres y gatos. Lo más popular aquí son las mascarillas de la colección I’m Real, hechas a base de ingredientes como aguacate (para nutrir), brócoli (para dar vitalidad) o vino tinto (para el cuidado de los poros). Es importante lavar el rostro antes de aplicarla, y luego dejarla actuar unos 20 o 30 minutos en lo que ves Netflix. Para los vírgenes de estos productos en TonyMoly ofrecen una súper guía sobre los diez pasos para el cutis perfecto, y hasta me dieron dos tips muy útiles para hacer tus propios tratamientos en casa, como cubrir las zonas de acné con miel durante toda la noche o utilizar polvo de arroz molido como maquillaje en polvo. Además, con tu compra tienes la posibilidad de tener una sesión de maquillaje y fotos vistiendo diferentes modelos de hanbok, el traje tradicional coreano. Échale un vistazo a todas las polaroids en la tienda.

Aimée, Sidewalk Cafe & Tartinery

Aimée, Sidewalk Cafe & Tartinery

3 out of 5 stars

En lugar de reinterpretar un café clásico, llega uno original: Aimée, Sidewalk Cafe & Tartinery, un local en la Condesa donde se mezclan las gastronomías de Francia, Alemania, Bélgica y, por supuesto, México.  La sofisticación queda reservada para los platillos, pues el sitio es sencillo con una decoración que se inclina a lo vintage, como si visitaras la casa de campo de una abuela: antigua, pero alegre y llena de color.  El corazón de Aimée es mexicano, ya que el café viene desde Guerrero. El tueste se realiza en casa, con una técnica vienesa (tostado medio) que evita los sabores ácidos y amargos, y que se traduce en tazas de diferentes caras y sabores. Si te gustan las bebidas frías de sabor intenso, el cold brew no falla, pues al ser una extracción fría, el cambio de temperatura no sacrifica el sabor. Si prefieres los aromas intensos y especiados, pide el turco preparado en la tradicional jarra cezve de cobre. Ahora, si te inclinas por lo tradicional, el café americano no es un soso espresso con agua, al contrario, es una taza con sabor intenso y una gran carta de presentación del tueste de la casa. Además, ofrecen diferentes opciones de cervezas alemanas artesanales. En la carta de alimentos predominan los tartines, un platillo cuyo nombre viene del verbo francés tartiner, que significa untar. Son grandes rebanadas de pan rústico con diferentes toppings. Si tu visita es durante el desayuno pide el dutch, el cual lleva dos huevos estrellados, salsa holandesa, jitomate y q

La Casbah

La Casbah

3 out of 5 stars

Hussein Mekibes, originario de Argelia, llegó a México para traer el mejor sabor del mundo árabe, a través de La Casbah. Como platos fuertes, La Casbah tiene sólo dos especialidades, pero con suficiente variedad para ofrecerte una experiencia diferente en cada visita. Estas son el cous cous y la bastella. Para el cous cous basta con elegir un topping: verduras, pollo o cordero. El platillo base es una mezcla de cous cous con garbanzos y pasitas, la cual llega a tu mesa en un platón aparte. Y para los que hicieron bizcos al leer “pasitas”, corrijan su vista porque pueden evitarlas en su orden. También está la bastella, una empanada rellena de carne o verduras, mezclada con otros ingredientes que les dan un sabor agridulce y una textura crujiente. El relleno puede ser cordero, verduras, pollo, codorniz o pato, o bien, de alguna fruta como el mango.  ¿Y de tomar? El té de menta es la especialidad de la casa para maridar ambas especialidades. La Casbah favorece las visitas en grupo, no sólo por el tamaño de las porciones, sino por la disposición de las mesas con cómodos sillones que personifican el mundo árabe. Algunas piezas de decoración fueron traídas desde el Magreb, para que sientas por unos minutos que eres el jeque del lugar

Kumo Ramen

Kumo Ramen

3 out of 5 stars

La promesa detrás de Kumo es un paseo por las nubes guiado por los sustanciosos platillos de ramen. Este lugar forma parte de la propuesta del corredor Tonalá, en la colonia Roma; paradas que te transportan a otros sitios del mundo. En esta parada, te llevarán a una rápida visita a Japón, pequeño viaje guiado por el chef Jorge Avendaño.En la decoración imperan el minimalismo y la madera, un material que se manifiesta en los muros, las mesas, los bancos y los palitos; todos alineados a la perfección. Casi da la impresión de que hay que quitarse los zapatos para entrar, pero afortunadamente no es necesario.Como entrada pedí un oniguiri de salmón, un platillo que resultó tener el corazón muy duro y frío, por lo que decidí saltarme derechito al plato principal y la especialidad de la casa: tako ramen. Se trata de un plato grande en el que se dan un romántico chapuzón el pulpo, la espinaca, el ikura (hueva de salmón), el jengibre encurtido, los brotes de mostaza y, por supuesto, los noodles.La porción es de muy buen tamaño, un tazón que prácticamente hay que abrazar para cargarlo, sorberlo y saborearlo, como debe hacerse con el buen ramen. Acompáñalo con una cerveza Kirin Ichiban o con un té de jazmín, dos polos opuestos que van igual de bien con el plato fuerte.Las opciones de ramen son sólo cinco, pero todas carnívoras, herbívoras y “pickies”, tal y como nos gusta en la Ciudad de México; sin duda encontrarás algo que te apetezca.Cierra con el helado de matcha con crumble de hino

Hiyoko Yakitori-Ya

Hiyoko Yakitori-Ya

4 out of 5 stars

Un secreto bien guardado se esconde detrás de un portón al que se accede sólo después de tocar el timbre. La única luz que se percibe en la entrada es un letrero iluminado con símbolos que, de saber japonés, sabrías que has llegado a tu destino: Hiyoko.Hiyoko significa “pollito”, Yakitori "pollo frito" y Ya "tienda", por lo que este hermano del consagrado restaurante Rokai resume bien el concepto: sólo se sirven aves. Aquí no escatiman en creatividad: huevos pochados con sal hawaiana, sashimi de avestruz, kushiyaki de pollo y tostada wonton de foie gras y trufa negra, la cual es una crujiente y suculenta combinación de los sabores del pato y del apreciado hongo. Para acompañar a los plumíferos, Hiyoko seleccionó una diversidad de vegetales, como ensalada de lechugas asadas y queso gorgonzola, o tiernos elotes y calabacines asados con mantequilla y salsa de soya.Si te sientes más gallito que pollito, el omakase te ofrece una extensa muestra de lo que la cocina japonesa de este restaurante es capaz de lograr. Acompáñalo con un buen sake como digestivo, o para dar aguante a los nueve o 10 tiempos que componen al menú degustación.Aquí los espacios son codiciados si tomas en cuenta que siempre estarás en primera fila: la única mesa está situada frente a la cocina, un espacio ocupado por el mínimo de elementos que les fue posible. El espectáculo ocurre cuando ves al chef Shigetoshi Narita preparando los alimentos literalmente con pinzas, como si fueran pequeñas obras de arte; si co