Get us in your inbox

Albert & Dúnia Riera

Albert & Dúnia Riera

Listings and reviews (353)

La Alcoba Azul

La Alcoba Azul

Este diminuto bar del Gótico donde echan las cañas de fábula no puede ser más acogedor. Además, vienen acompañadas de una pequeña tapa que suele ser un pincho de 'hummus', de brandada de bacalao o de alguna otra crema untuosa, ¡qué lujo en una ciudad donde pronto tendremos que pagar para respirar! Más de uno se sienta en un rinconcito del espacio oscuro, saca la libreta y el boli y se deja llevar por la inspiración de la música jazz que suena para crear sus historias. Para alimentar la creatividad, tapas y unas tostadas originales que van cambiando según los productos de temporada.

Las Delicias

Las Delicias

4 out of 5 stars

Arriba de todo del Carmel, Las Delicias se mantiene fiel a su esencia, a pesar del paso del tiempo, y sigue conservando su espíritu de barrio y autenticidad, incluso ahora que también recibe la visita de transeúntes que están por la zona de camino hacia el parque Güell. Las raciones son generosas, como unas patatas bravas que están entre las mejores de Barcelona, la ensalada rusa, los chipirones, los mejillones a la marinera, y tantas más. Y las vistas son magníficas. Conseguir lugar en la terraza no será fácil en fin de semana o festivos, pero vale la pena esperar y aún más si tenéis que coger fuerzas para luego hacer una excursión por el parque del Guinardó, dirección el parque Güell, o bien subir hasta el Turó de la Rovira.

Las Delicias

Las Delicias

4 out of 5 stars

A dalt de tot del Carmel, Las Delicias es manté fidel a la seva essència, tot i el pas del temps, i continua conservant el seu esperit de barri i autèntic, fins i tot ara que també rep la visita de passavolants que estan per la zona de camí al parc Güell. Les racions són generoses, com ara unes patates braves que estan entre les millors de Barcelona, l’ensalada russa, els calamarsets, els musclos a la marinera, i tantes més. I les vistes són magnífiques. Aconseguir lloc a la terrassa no us serà fàcil el cap de setmana o en dia festiu, però val la pena esperar i encara més si s’han d’agafar forces per després fer una excursió pel parc del Guinardó, direcció al parc Güell, o bé pujar fins al Turó de la Rovira.

La Bombeta

La Bombeta

3 out of 5 stars

La María José Otero, propietaria de La Bombeta desde hace 40 años, asegura con orgullo que fueron los segundos en hacer bombas en Barcelona, después de La Cova Fumada, uno de los bares imperdibles de la Barceloneta. La receta no es suya, sino de los anteriores propietarios, que cedieron generosamente a los recién llegados, los que la guardan cerrada con llave en el más estricto secreto. Hoy, las bombas de la Barceloneta han llegado a todo el mundo a través de guías de viaje internacionales y fotos de Instagram. No es extraño leer este eslogan en una de las paredes del bar: "No hablamos inglés pero hacemos unas bombas cojonudas". Aparte de degustar las famosas bombas, se puede elegir entre una variedad enorme de tapas a precios razonables: generosas raciones de calamares, bravas, tortilla, pescado frito o morcilla.

Can Ramonet

Can Ramonet

4 out of 5 stars

Nacido en 1957 y padre del Nuevo Ramonet, La Fresca y La Vinoteca, Can Ramonet sigue siendo la taberna insignia del grupo y uno de los iconos gastronómicos de la Barceloneta. Es la casa de los buenos arroces de toda la vida pero con un aire modernizado. La carta se mantiene a la altura, donde encontraréis éxitos de siempre como el arroz negro y la fideuá. Una de las nuevas propuestas es un sabroso y meloso arroz de rabo de buey con la atrevida intervención de mejillones, una apuesta arriesgada de óptimos resultados. Recordando la Barceloneta más marinera y popular, comeréis clásicos como callos con garbanzos o caracoles guisados: las recetas de la abuela Ramona. El menú diario, que es asequible, tiene una propuesta quizás algo más atrevida pero que se corresponde con el barrio marinero.   Terraza y salas privadas Can Ramonet tiene una terraza con capacidad para casi 50 personas y varias salas que pueden alquilarse para una cena en grupo o un evento privado.   Si no hay sitio en Can Ramonet... Las otras propuestas del Grupo Ramonet, propietario de Can Ramonet, son: El Nou Ramonet, pensado para grupos grandes y pequeños y para celebraciones y reuniones; La Fresca, enfocada en el vermut y las tapas, con propuestas también de desayuno y brunch, y La Vinoteca, con cerca de 800 referencias de vinos y cavas, ideal para unos maridajes.

Jai-ca

Jai-ca

5 out of 5 stars

¡Tapas, tapas y más tapas! La lista de clásicos aquí es interminable. Desde la ensaladilla, con pimiento asado, una de las más top de Barcelona, ​​hasta las raciones que no fallan nunca en un lugar así: albóndigas, bombas, bravas, pececillo frito, croquetas (uno de los recomendados!) ... y tantas y tantas otras tapas que hacen de este bar uno de los templos de la Barceloneta y de la tapa popular tanto para vecinos del barrio como para turistas que quedan maravillados sólo de poner un pie. Además, tienen una carta de recomendados donde podréis encontrar desde un gazpacho hasta un carpaccio de mojama más que buenos! Hace más de 60 años que existe y esto se nota en su arquitectura, presidida por la barra original de madera. Mejor que reserves El Jai-ca tiene éxito y eso quiere decir que muy a menudo está lleno, llenísimo. Por tanto, te recomendamos reservar con antelación. Cenas para grupos Desde el Jai-ca dan opción a realizar reservas para grupos, a partir de 13 personas, y preparan menús especiales cerrados. También hacen reservas especiales en Navidad. Si te ha tocado encargarte de la cena de empresa o de la cena navideña de tu grupo de amigos, aquí tienes una buena (y divertidísima) idea.

Barraca

Barraca

4 out of 5 stars

Arroces de los de toda la vida en primera línea de mar, con muy buenas vistas. Mixto, paella, a banda... Quizás puede sonar demasiado tópico o arriesgado si hablamos de la Barceloneta y su oferta de restauración. No es el caso de la Barraca, uno de los restaurantes del grupo Tribu Woki. Una arrocería con estilo y cocina bien trabajada. Despuntan el arroz a banda con pulpo y alioli, la paella de arroz bomba, terminada con una picada, y la controvertida paella de verduras ecológicas. Sea como sea, comer una de estas fantásticas especialidades junto al mar es un plan que no se puede rehuir. Los entrantes son de pescado y marisco de la lonja, como no podía ser de otro modo a pie de playa de la Barceloneta. ¿Cuál es el plato estrella? Cualquiera de sus arroces es una buena elección, pero uno de los más recomendables si queréis salir de la paella más clásica, es el arroz a banda con pulpo, mejillones y alioli. ¿Hay opciones vegetarianas y veganas? Sí. Tienen una paella de verduras ecológicas vegana. También hay una ensalada con burrata apta para personas vegetarianas y una con cebolla, tomate y aceitunas que es vegana. Precio por persona Los arroces van de los 21 € (el de verduras) a los 36 € (el caldoso de bogavante), y la paella marinera tiene un precio por persona de 24,90 €. Contando que pedís algún entrante o ensalada y bebida, el ticket rondaría los 40-50 € por comensal.

Bar Leo

Bar Leo

5 out of 5 stars

Con los años el Leo se ha convertido en uno de los templos de peregrinación de la Barceloneta. ¡No puedes decir que eres 100% barcelonés si no has puesto un pie en este bar! Leo, la propietaria, es como una mamma italiana. Cuida el cliente como si fuera su propio hijo. Estas paredes, que homenajean el rumbero Bambino pero de las que también cuelgan instantáneas de vida de la propietaria y familia, ¡han visto de todo ya! La solera y el ambiente del Leo es fascinante. Música, cervezas, vermut y conversaciones interminables con la agradable propietaria te hacen estar pegado a este local: quieres volver un día y otro, a descubrir qué te espera. Puede parecer mundano, pero a menudo son las cosas más terrenales las que dan sentido en la vida, ¿no? Pon tu música Una de las muchas particularidades que hay en Leo es un jukebox donde cada uno elige lo que quiere escuchar. Si tienes suerte, alguien se anima a poner a los Chichos o al querido Bambino y la cosa se anima. Cuando esto ocurre, hay riesgo de que la noche o la mañana se alarguen. La historia de Leo El nombre del bar, Leo, hace referencia al nombre de su propietaria, Leocandia Montes (conocida por todo el barrio y más allá como La Leo) que llegó de un pueblo de Granada hace cuarenta años. Leo es el alma de este espacio acogedor, donde todo el mundo es bienvenido, siempre. Muéstrele respeto.

Barraca

Barraca

4 out of 5 stars

Arrossos dels de tota la vida a primera línia de mar, amb molt bones vistes. Mixt, paella, a banda... Potser pot sonar massa tòpic o, fins i tot, arriscat si parlem de la Barceloneta i la seva oferta de restauració. No és el cas de la Barraca, un dels restaurants del grup Tribu Woki. Una arrosseria amb estil i cuina ben treballada. Hi despunten l’arròs a banda amb pop i allioli, la paella d’arròs bomba, acabada amb una picada, i la controvertida paella de verdures ecològiques. Sigui com sigui, menjar una d’aquestes fantàstiques especialitats a tocar del mar és un pla que no es pot defugir. Els entrants són de peix i marisc de la llotja, com no podia ser d’una altra manera a peu de platja de la Barceloneta. Quin és el plat estrella? Qualsevol dels seus arrossos és una bona elecció, però un dels més recomanables si busqueu sortir de la paella més clàssica, és l'arròs a banda amb pop, musclos i allioli.  Hi ha opcions vegetarianes i veganes? Sí. Fan una paella de verdures ecològiques vegana. També hi ha una amanida amb burrata apta per a persones vegetarianes i una amb ceba, tomàquet i olives que és vegana.  Preu per persona Els arrossos van dels 21 € (el de verdures) als 36 € (el caldòs de llamàntol), i la paella marinera té un preu per persona de 24,90 €. Comptant que demaneu algun entrant o amanida i beguda, el tiquet rondaria els 40-50 € per comensal.   

Bar Leo

Bar Leo

5 out of 5 stars

Amb els anys el Leo s’ha convertit en un dels temples de peregrinació de la Barceloneta. No pots dir que ets 100% barceloní si no has posat un peu en aquest bar! La Leo, la propietària, és com una mamma italiana. Cuida el client com si fos el seu propi fill. Aquestes parets, que homenatgen el rumber Bambino però de les quals també en pengen instantànies de vida de la propietària i família, han vist de tot ja! La solera i l’ambient del Leo és fascinant. Música, cerveses, vermut i converses interminables amb l’agradable propietària et fan estar enganxat a aquest local: hi vols tornar un dia i un altre, a descobrir què t’hi espera. Pot semblar mundà, però sovint són les coses més terrenals les que donen sentit a la vida, no? Posa la teva música Una de les moltes particularitats que hi ha a la Leo és un jukebox on cadascú tria què vol escoltar. Si tens sort, algú s'anima a posar els Chichos o l'estimat Bambino i la cosa s'anima. Quan això passa, hi ha risc que la nit o el matí s'allarguin.  La història de la Leo El nom del bar, Leo, fa referència al nom de la seva propietària, Leocandia Montes (coneguda per tot el barri i més enllà com La Leo) que va arribar d'un poble de Granada fa quaranta anys. La Leo és l'ànima d'aquest espai acollidor, on tothom hi és benvingut, sempre. Mostreu-li respecte. 

La Bombeta

La Bombeta

3 out of 5 stars

La María José Otero, propietària de La Bombeta des de fa 40 anys, assegura amb orgull que van ser els segons a fer bombes a Barcelona, després de La Cova Fumada, un altre dels millors bars de tapes de la Barceloneta. La recepta no és seva, sinó dels anteriors propietaris, que van cedir-la generosament als nouvinguts, els quals la guarden tancada amb clau en el més estricte secret. Avui, les bombes de la Barceloneta han arribat a tot el món a través de guies de viatge internacionals i fotos d’Instagram. No és estrany llegir aquest eslògan a una de les parets del bar: “No parlem anglès però fem unes bombes collonudes”. A part de degustar les famoses bombes, es pot escollir entre una varietat enorme de tapes a preus raonables: generoses racions de calamars, braves, truita, peix fregit o botifarró.

Can Ramonet

Can Ramonet

4 out of 5 stars

Nascut el 1957 i pare del Nou Ramonet, La Fresca i La Vinoteca, Can Ramonet continua sent la taverna insígnia del grup i és una de les icones gastronòmiques de la Barceloneta. És la casa dels bons arrossos de tota la vida però amb un aire modernitzat. La carta es manté a l’altura, on trobareu èxits de sempre com l’arròs negre i la fideuà. Una de les noves propostes és un gustós i melós arròs de cua de bou amb l’agosarada intervenció de musclos, una aposta arriscada d’òptims resultats. Recordant la Barceloneta més marinera i popular, hi menjareu clàssics com callos amb cigrons o cargols guisats: les receptes de la iaia Ramona. El menú diari, que és assequible, té una proposta potser un pèl més atrevida però que s’adiu amb el barri mariner. Terrassa i sales privades Can Ramonet té una terrassa amb capacitat per gairebé 50 persones i diverses sales que es poden llogar per un sopar en grup o un esdeveniment privat.   Si no hi ha lloc a Can Ramonet... Les altres propostes del Grup Ramonet, propietari de Can Ramonet, són: El Nou Ramonet, pensat per a grups grans i petits i pensat per a celebracions i reunions; La Fresca, enfocada al vermut i a les tapes, amb propostes també d'esmorzar i brunch, i La Vinoteca, amb prop de 800 referències de vins i caves, ideal per a fer uns maridatges.